Román Alonso/ Eugenio Amézquita

JUVENTINO ROSAS, GTO.- La tarde de este sábado se llevó a cabo la inauguración del 6to. Festival del Mariachi con un aforo superior a los 3 mil asistentes, quienes disfrutaron de los mejores grupos del municipio y de un homenaje al recién fallecido Héctor Miranda.

Fue a partir de las 18:00 horas que inició actividades el festival con el Mariachi Los Potrillos y el Mariachi Real Continental, quienes ambientaron al público asistente con la interpretación de temas que han marcado historia en la música mexicana.

Los mariachis Campanas de Santa Cruz y Juvenil Bajío, fueron los encargados de continuar con el festejo, para así dar paso al Mariachi Tapatío, todos ellos originario del municipio de Juventino Rosas y dignos representantes a nivel nacional e internacional.

Acto seguido, el presidente municipal, Serafín Prieto Álvarez fue el encargado de cortar el listón inaugural agradeciendo a la gente proveniente de lugares como Cortazar, Villagrán, León, Querétaro, Celaya, Ciudad de México y Michoacán el haber decidido vivir este festival.

Asimismo, se dijo contento con los buenos resultados para los comerciantes participantes y la disponibilidad de los mariachis por ser parte de esta festividad que se proyecta posicionar primero a nivel regional y posteriormente al nacional e internacional.

Finalmente, los hijos de Héctor Miranda, representante del mariachi en el municipio por el mundo, fueron los encargados de rendir homenaje a su padre con la presentación del grupo que crearon llamado “Los Miranda”.

Fue así como llegó a su fin este primer día de actividades del 6to Festival del Mariachi, mismo que concluye hoy con la participación estelar de la participante de La Academia Kids, Angélica Vargas, quien deleitará al público con temas mexicanos, concluyendo así la serie de actividades patrias en el municipio de Juventino Rosas.

Patrimonio de la Humanidad

El mariachi es un género tradicional de México. Por extensión, se conoce también como mariachi a las y los músicos dedicados a este género —nombrados también como mariacheros— y a los conjuntos musicales en sus expresiones conocidas como mariachi tradicional y mariachi moderno. En noviembre de 2011 la UNESCO inscribió a El Mariachi, música de cuerdas, canto y trompeta como integrante de la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

El mariachi cuenta con dos manifestaciones reconocibles: el denominado tradicional, que conserva el atuendo típico campesino y la instrumentación con las cuales se desarrolló desde la época novohispana; y el moderno, basado en el primero —de mayor medida en la variante regional de Cocula como influencia prototípica— pero que se modificó sustancialmente a partir de la década de los treinta hasta convertirse en una manifestación propia.

A mediados del siglo XX alcanzó una difusión nacional en su país de origen gracias a su aceptación en el gusto popular mediante su incursión en la radio, la televisión, el cine y la industria discográfica, para convertirse con el paso de los años en popular en muchos países del mundo.  La música y vestimenta del mariachi moderno son las más famosas en todo el mundo.

Su música se acostumbra en México en fiestas públicas tales como el día de las Madres o el de la Virgen de Guadalupe (12 de diciembre), reuniones familiares, fiestas o serenatas.

Entre los autores y/o intérpretes de canciones para mariachi más importantes están: Jorge Negrete, Antonio Aguilar, Pedro Infante, Javier Solís, Miguel Aceves Mejía, José Alfredo Jiménez, Juan Gabriel, Tomás Méndez.

Así mismo, Rubén Fuentes, Gilberto Parra Paz, Vicente Fernández, Luis Miguel y Manuel Esperón. La vestimenta tradicional del mariachi moderno es el traje de charro.

En la época contemporánea hay cerca de 30 mil músicos dedicados a este género en México, pero se encuentra ampliamente extendido en los Estados Unidos, y hay presencia de agrupaciones de mariachi en decenas de países del orbe, que a su modo llevan el mensaje de nuestro país.