Artículos por "Peregrinaciones"
3-D 3D abogado Aborto Abusos Abusos sexuales Acambaro Acámbaro Accion ADN40 Adolescencia Africa AGUA POTABLE Aguacate alcalde Alhóndiga Alimentos Almanza Alumnos Ambiente campirano ambulancias America colonial Amistad Android Ayuda Ángel Espinoza de los Monteros Animacion Animales Aniversarios ANSPAC Antena TV Antigua Grecia Antigua Roma Antiguo Egipto Antiguo Testamento Año 1928 Año 1930 Año 1932 Año 1933 Año 1934 Año 1935 Año 1937 Año 1938 Año 1939 Año 1940 Año 1941 Año 1942 Año 1943 Año 1944 Año 1945 Año 1946 Año 1947 Año 1948 Año 1949 Año 1950 Año 1951 Año 1952 Año 1953 Año 1954 Año 1955 Año 1956 Año 1957 Año 1958 Año 1959 Año 1960 Año 1961 Año 1962 Año 1963 Año 1964 Año 1965 Año 1966 Año 1967 Año 1968 Año 1969 Año 1970 Año 1971 Año 1972 Año 1973 Año 1975 Año 1976 Año 1977 Año 1978 Año 1979 Año 1980 Año 1981 Año 1982 Año 1983 Año 1985 Año 1986 Año 1987 Año 1988 Año 1989 Año 1991 Año 1992 Año 1993 Año 1994 Año 1995 Año 1996 Año 1997 Año 1998 Año 1999 Año 2000 Año 2001 Año 2002 Año 2003 Año 2004 Año 2005 Año 2006 Año 2007 Año 2008 Año 2009 Año 2010 Año 2011 Año 2012 Año 2013 Año 2014 Año 2015 Año 2016 Año 2017 Año 2018 Año 2019 Años 20 Años 30 Años 40 Años 50 Años 60 Años 70 Años 90 APASEO Apaseo el Grande Aranceles Arandas Arquidiocesis de Morelia Arte Artes marciales Artículos Artistas Asesinos en serie Atarjea Atletismo Audio Aventura espacial Aventuras Aventuras marinas Bandas Barrera Barrio de Tierras Negras Basado en hechos reales Beato Elías de Jesús Nieves Belico Biblia Biografico Bomberos Boxeo Brujeria Cámara de Diputados Federal CANACINTRA Canal 10 Canal 11 IPN Canal 15 Canal 19 Canal 2 Canal 37 Canal 4 Canal del Congreso Canal H Canal Judicial Cancún Cantinflas Capa y espada Cárdenas Carmen Casa de Ejercicios de Atotonilco Casa de Retiros Santa Maria del Pueblito Casa del Buen Pastor Casa del Magnificat Catastrofes Catedral Caza CEA CEAG CECyTE Celaya Celebraciones Celebraciones religiosas Celos CEM Centro Humanitario Caminemos Juntos Centro Vocacional Franciscano CETMEJA CETPVI Chamangario Chihuahua Ciencia ficcion Cine Cine dentro del cine Cine épico Cine familiar Cine independiente USA Cine Mexicano Cine mudo Cine negro Cine Religioso Cineforum Cinépolis Galerías Celaya Circo Clima CMAPA CODE colecta Colegio Mexico Colegios y Universidad Colonia Latinoamericana Colonialismo Columnas Comedia Comedia Dramatica Comedia negra Comedia romantica Comic Comisaría de Tierra Santa Comisión Nacional del Agua comodato Comonfort Comunicación e Imagen Comunicados CONAGUA Conciertos Conferencias Congreso del Estado de Guanajuato Conquista de America Conservatorio CONSUCC Convocatoria COPARMEX Coroneo Cortazar Cortometrajes Crimen Cristo Crónicas de Chamacuero Crónicas Municipales Cronistas Cruz Cruz Roja Celaya Cruz Roja Mexicana Cuentos Cultura Cursos David Carracedo DC Comics Defensa de la Vida Humana Dependencias Estatales Deporte Deportes desastres Dibujos Animados Diocesis Dispensarios Distopia Distrito XII Electoral Federal Doctor Mora Documental Documental sobre cine Dolores Hidalgo donación Drama Drama carcelario Drama romantico Drama social Drogas DW Televisión Edad Media Editorial Eduardo Educación EFE Efemerides Ejercito El Androide Libre El Hermano Asno El Papa El santo del dia El Sembrador El Siglo de Torreon emergencia Encuentros Enfermedad enfermería ENMS de Celaya Ensayo Enseñanza Entrega de Fichas Entretenimiento Sano Entrevista Esclavitud Escuelas Nivel Medio Superior Escuelas Privadas España Espionaje estación Estatal Eugenio Amezquita Eugenio Amézquita Evangelio del dia Eventos Eventos Religiosos EWTN Exámenes de Admisión Extraterrestres Familia Fantasmas Fantastico Feria de la Cartonería y Muestra Artesanal de Celaya Feria del Empleo Juvenil ferroférico Festejo Festival de La Gordita y La Pacharela Festival Internacional Cervantino Festivales FIFA Filmoteca Fin del mundo Físcal Formación Humana Foro TV FOVISSSTE Frailes Franciscanos Franciscanos Fray José Pérez OFM Frente Nacional por la Familia Fuerzas de Seguridad Publica del Estado Futbol Futbol americano Futuro postapocaliptico Gaceta de Guanajuato García Gatos Gentrificación Geovillas Los Sauces Gobernador Gobierno Gobierno del Estado Gobierno Eclesiástico Gobierno Federal Gobierno Municipal Gore Gran Depresion Grana TV Grupo Formula Grupo Fórmula Guanajuato Guerra Chino-Japonesa (II) Guerra Civil de El Salvador Guerra Civil Española Guerra de Corea Guerra de Reforma Guerra de Secesion Guerra de Vietnam Guerra Fria Guerras Napoleonicas Hermanas Misioneras Servidoras de la Palabra Hidalgo hija Historia Historias cruzadas Historico Holocausto Holocausto nuclear Honda Huachicol Huanímaro Humberto I Guerra Mundial IACIP Iglesia Catolica II Guerra Mundial Imagenes IMPIPE IMSS INAEBA Industria Infancia Infantil Informatica Inmigracion Instituto Celayense Instituto Estatal de la Cultura Instituto Tecnológico de Celaya Instituto Tecnológico de Roque Internacional Internet Intriga IPLANEG Irapuato ISAPEG ISSSTE Japon feudal Jaral del Progreso Jerecuaro Jesucristo Jiménez Jordania Jorge Negrete Jornada Nacional del Mezcal Juan Carlos Romero Hicks Juan Manuel Arpero Juego Juegos Olimpicos León Libros Literatura Local Looney Tunes Los 40 principales Maestros de Mexico Mafia Magia Marcha Marina Marionetas Marvel Marvel Comics Medicina Mediometraje Melodrama Mexico Mexico Prehispanico Mezcal MG Medios Mi Nueva Catedral Michoacan Mickey Mouse Migrantes Mineral de Pozos Miniserie de TV Mis Viajes Misericordia Radio Mitologia Monstruos Moroleon Movil Zona Movimiento Ciudadano Mundial 2014 Municipios museo Musica Música Musical Nacional Naturaleza Navidad Nazismo Netflix Noticias Noticias curiosas Noticias Medicas Noticias Telemundo Notimex Nuevo Testamento Obituario Ocampo Oficios de Semana Santa OFM Oliva Cruces Onomásticos ópera orquesta Orquesta Sinfónica Juvenil del IEC Padre Nieves Pajaros PAN Pandemias Pandillas callejeras Parroquia del Sagrario-Catedral Parroquia La Asunción de María Parroquia Nuestra Señora de la Salud Parroquia Nuestra Señora del Carmen Parroquia Sagrado Corazón de Jesús Parroquia San José Xoconoxtle Parroquia San Juan Bautista Parroquia San Miguel Arcángel SMO Parroquia San Pedro Apóstol Partidos Pato Donald patronato Pedro Infante Pelicula de culto Pelicula de episodios Peliculas Peliculas con Valores Peliculas Religiosas Penjamo Peregrinaciones Periodismo Perros/Lobos Pesca Pineda Pintura Piporro Piratas Pixar Pobreza Policia Policiaco Politica política PRD Precuela presidente PRI Procesión del Silencio Propaganda Prostitucion Protección Civil Provincia Franciscana de San pedro y San Pablo de Michoacán PT Pueblo Mágico Pueblo Nuevo Queretaro Racismo Radio en línea Rafael Soldara Luna Rally 2019 Rancho mexicano Real Madrid TV Realismo magico Reconocimientos Rectoría Santa Ana Regidores Regnum Christi Religión Remake Reportaje Representaciones Semana Santa Republica Dominicana Revolucion Mexicana Revolucion Rusa Road Movie Robos & Atracos Robots Roedores Roja Roman Alonso Romance RT RTVE Rugby Sacerdotes Salamanca Salón Mediterráneo Salones de Fiestas Salud Salvatierra Samurais San Diego de la Union San Felipe San Francisco del Rincon San Jose Iturbide San José Iturbide San Juan de la Vega San Juan de los Lagos San Luis de la Paz San Miguel Allende San Miguel Octopan Santa Catarina Santa Cruz de Juventino Rosas Santoyo Saraí Núñez Cerón Sátira SCT SDAYR SE Secretaría de Desarrollo Económico Sustentable Secretaría de Educación Secretaria de Infraestructura Conectividad y Movilidad-SICOM Secretaria de Innovacion Ciencias y Educacion Superior - SICES Secretaria de Obra Publica Secretaría de Salud Secretaría de Turismo Secretaría del Medio AMbiente y Ordenamiento Territorial-SMAOT Sector Agropecuario Secuela Secuestros/Desapariciones Segura Seguridad Pública Semana Santa Seminario de CUltura Corresponsalía Celaya Seminario Franciscano Sengio Serie de TV Series de TV servicio Servicio Social SICES Siglo X Siglo XII Siglo XIII Siglo XIX Siglo XV Siglo XVI Siglo XVII Siglo XVIII Silao Silly Symphony Simios Síntesis Síntesis Informativa Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia-DIF Sobrenatural Spaghetti Western Steampunk Stop Motion Submarinos Superhéroes Supervivencia Talleres Tarandacuao Tarimoro Teatro Teatrofilia Corral de Comedias TecnNM de Roque Tecnológico Nacional de México en Celaya Tecnológico Nacional de México en Roque Telefilm Teleformula Televisión templo Templo de El Carmen Templo de San Francisco Templo de San Francisco de Salvatierra Templo de San Francisco de SMA Terror Terrorismo Tesguerras Thriller Tierra Blanca Toros Trabajo/Empleo Tradiciones Transporte y Vialidad Tren Trenes/Metros Turismo TV Libertad TVCuatro UG UG Campus Celaya-Salvatierra ULM Universidad Latina de México Universidad pública Urgente Uriangato UTSMA Valle de Santiago Valle Hermoso Valores Vampiros Vatican News Vejez Venganza Viajes en el tiempo vías Victor Manuel García Flores Victoria Vida rural Vida rural (Norteamerica) Vidas de santos Video Videojuego Videos Villagran Volcanes Western Western futurista Whatsapp Wrestling/Lucha Libre WwwhatsNew XEITC Xichú Yakuza & Triada Young Adult Yuriria Zacatecas Zombis Zona Metropolitana Zona Noreste Zona Norte Zona Sur Zona Sureste

Los peregrinos de Guanajuato-México, en Masada, Israel.
Eugenio Amézquita Velasco

ISRAEL.- Los peregrinos de la Provincia Franciscana de San Pedro y San Pablo de Michoacán, arribaron a Masada, el último reducto judío que fue asediado por las tropas romanas y que finalizó con el suicidio masivo de los asediados.

Fray Héctor Manuel Rodríguez OFM, COmisario de Tierra Santa en esta Provincia que comprende los estados de Guanajuato Michoacán, Querétaro, Chihuahua y zonas de México y texas, señaló que esta peregrinación recorre los principales lugares bíblicos y donde Cristo vivió sus 30 años de vida familiar y 3 años de predicación, milagros, pasión, crucifixión y resurrección.

Compartimos a ustedes las imágenes más recientes de esta peregrinación, que en esta ocasión visitó Masada, Jericó y algunos otros puntos en estas tierras de Israel.

La ciudad más antigua del mundo, Jericó.

Maqueta de Masada

El Palacio Colgante de Herodes

Ruinas de Masada
Teleférico a la cúspide de Masada

Masada, La Fortaleza

Masada (también escrito como Massada o Masadá, romanización del hebreo מצדה, Acerca de este sonido Metzada (?·i), de מצודה, metzuda, "fortaleza") es un yacimiento arqueológico que comprende los restos de varios palacios y fortificaciones que se localizan en la cumbre amesetada de una montaña aislada en la región oriental del desierto de Judea, próxima a la costa sudoccidental del mar Muerto, y dentro de los límites del Concejo Regional de Tamar, en el Distrito Meridional de Israel.

Masada es conocida por su destacada importancia en los compases finales de la primera guerra judeo-romana (también conocida como la Gran Revuelta Judía), cuando el asedio de la fortaleza por parte de las tropas del Imperio romano condujo finalmente a sus defensores a realizar un suicidio colectivo al advertir que la derrota era inminente.

En la actualidad, Masada es un importante destino arqueoturístico, a la vez que posee una gran carga simbólica para el nacionalismo judío, como uno de los postreros episodios de afirmación y resistencia nacional antes de la definitiva diáspora. La fortaleza de Masada y su entorno fueron declarados Parque Nacional de Israel en 1966, formando parte de la Reserva Natural del Desierto de Judea desde 1983, y del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde el año 2001.

Geografía

Masada se localiza en el límite oriental del desierto de Judea con el rift del valle del río Jordán (perteneciente al sistema del Gran Valle del Rift), a unos 5 km de la costa sudoccidental del mar Muerto y frente a la antigua península de Lisán, próxima por tanto a la frontera con Jordania.

Se trata de un notable ejemplo de horst o macizo tectónico geológicamente joven, poco alterado por la erosión hidrológica y la afección de tipo vegetal debido al árido ambiente circundante. La estratigrafía revela la presencia de capas de dolomía y de caliza de origen marino, que datan de los periodos Cenomaniense y Turoniense.

Su forma, si bien irregular, es similar a la de una pirámide truncada, con un plano superior cuya altura es de unos 450 metros sobre el nivel del mar Muerto, con una cota de 63 metros sobre el nivel del mar Mediterráneo. Las dimensiones máximas de esta meseta son de 645 m de longitud y 315 m de anchura, conformando un espacio romboidal cuya superficie es de 9,3 hectáreas.​ La meseta se encuentra separada de la planicie por dos ramblas, denominadas actualmente Nahal Masada y Nahal Ben Ya'ir en hebreo (los antiguos uadis Sabbah y Nimrein en árabe), situadas al sur y al norte respectivamente.

Los acantilados del borde oriental miden 400 metros de altura,​ mientras que los del lado occidental miden 100 m,​ lo que origina que los dos únicos accesos naturales a la cima sean muy complicados: el denominado "Camino de la Serpiente" (así llamado por lo sinuoso de su trazado, restaurado en 1954) en su lado oriental y el "Camino de la Roca Blanca" en su lado occidental, sobre el cual fue construido un agger que utilizó el ejército romano para el asalto a la fortaleza.

Ocupación

Las primeras evidencias de poblamiento en Masada se remontan a la Edad del Cobre, en torno al IV milenio a. C. La ocupación se centra en las cuevas situadas en el acantilado meridional, en una de las cuales se hallaron restos vegetales, esteras, tejidos y cerámica calcolítica en hoyos excavados en el suelo, probablemente para albergar recipientes.​

Se trataría de poblaciones muy concretas de carácter nómada, un patrón de asentamiento característico de esta época en el desierto de Judea, donde se han documentado ocupaciones como en Tel Goren, cerca de Ein Guedi.7​ También se encontraron restos cerámicos en la terraza central del palacio septentrional y en otras zonas de la meseta, fechados en la etapa del Primer Templo (del siglo X al VI a. C.), sin que se hallasen evidencias de construcciones.​

En la época clásica varios historiadores mencionan la existencia de Masada: Estrabón utiliza la forma corrupta Μοασάδα,​ mientras que Plinio romaniza el nombre a Masada.​ No obstante, es el historiador judeorromano Flavio Josefo quien proporciona una significativa información histórica en su obra La guerra de los judíos,​ escrita en griego clásico y donde utiliza las formas Μασάδα, Μασαδά y Μεσάδα.

Según narra Josefo, la fortaleza fue originalmente establecida por el sumo sacerdote Jonathán, identificado con el rey asmoneo Alejandro Janneo (103-76 a. C.) y que no debe ser confundido con Jonathán, uno de los hermanos de Judas Macabeo. El hallazgo de numerosas monedas y estucos dentro de algunas cisternas de la época de Janneo son las únicas evidencias arqueológicas que confirmarían la identidad de su fundador.6​ En este tiempo Masada era un discreto refugio, sin llegar a poseer la importancia que tendría un siglo más tarde.

La época de Herodes

Años más tarde, tras la conquista romana de Judea por Pompeyo, Herodes utilizó la fortaleza de Masada para albergar a su madre Cypros, su prometida Mariamne y su hermana Salomé durante la invasión parta del año 40 a. C. de Judea,11​ antes de dirigirse hacia Roma para solicitar apoyo contra los partos y sus aliados judíos, liderados por Antígono Matatías.

La familia de Herodes, apoyada por una guarnición de 800 defensores al mando de su hermano José,​ tuvo que afrontar un asedio de las fuerzas partas, agotando sus reservas de agua hasta el punto de que José decidió huir con doscientos seguidores hacia territorio nabateo; no obstante, la misma noche señalada para la huida una lluvia providencial llenó las cisternas, de forma que pudieron resistir más tiempo.

En Roma, Herodes consiguió el apoyo de los triunviros Marco Antonio y Octaviano, quienes lo presentaron ante el Senado y defendieron allí su resistencia a la invasión parta y la traición de Antígono, tras lo cual el Senado le otorgó el título de rey de Judea.14​ Sin contar apenas con ayuda militar de los romanos, Herodes volvió a Judea, que había sido abandonada por los partos pero que aún era controlada por los fieles de Antígono. Desembarcó en Ptolemais y con un ejército de extranjeros y judíos invadió la provincia por la Galilea, conquistando Jope antes de dirigirse a Masada para rescatar a su familia; después de una breve guerra civil, en el año 37 a. C. asedió Jerusalén ayudado por las tropas romanas de Cayo Sosio, tomando la ciudad y apresando a Antígono, que fue enviado a Marco Antonio y decapitado.

Una vez controlada Judea, y ante la amenaza que suponía el incipiente expansionismo de la vecina reina Cleopatra VII de Egipto (amparada por Marco Antonio), Herodes decidió fortificar Masada, aprovechando sus excelentes condiciones geográficas (aislada en el desierto de Judea y alejada de núcleos habitados) y sus defensas naturales, rodeada como estaba por infranqueables acantilados. Otra de las funciones de Masada fue como posible refugio frente a su propio pueblo, ya que la mayoría de los judíos detestaban a Herodes por su origen idumeo, por restablecer el dominio romano y por eliminar a los últimos asmoneos.

También habría de servir como lugar de descanso personal y para albergar visitas de otros dignatarios que pudieran disfrutar con las impresionantes vistas del desierto de Judea, del oasis de Ein Guedi, del mar Muerto y de las montañas de Moab.

La primera guerra judeo-romana

Setenta años después de la muerte de Herodes, en el año 66 d. C., dio comienzo la primera guerra judeo-romana debido a las tensiones religiosas entre judíos y griegos. La principal fuente de información es la mencionada La guerra de los judíos del historiador Flavio Josefo. Es una obra que debe tomarse con cierta cautela debido a su carácter apologético, constituyendo no obstante la única fuente coetánea existente que narra los acontecimientos acaecidos durante ese conflicto. Respecto a Masada, Josefo se hallaba en Roma en el momento de la caída de la fortaleza, y no fue por tanto testigo directo de la misma, a diferencia de la toma de Jerusalén. No obstante, usó como fuentes directas los commentarii oficiales de la contienda y los relatos de los supervivientes.15​

Según el historiador Josefo, los zelotes (en hebreo קנאים, kana'im, "celosos de Dios")16​ fueron el grupo principal que llevó el peso de la sublevación para liberar la provincia de Judea de la dominación romana. Otro de los grupos que también se sublevó fue el de los sicarios (en latín sicarii), rivales no obstante de los zelotes y otros grupos judíos, que usaban el asesinato y el pillaje para lograr sus objetivos, siendo uno de los grupos más extremistas; de acuerdo con el historiador judeorromano, constituían una escisión de los propios zelotes.

De esta forma, en el mismo año de la rebelión, un grupo de rebeldes sicarios liderados por Menájem, hijo de Judas el Galileo, tomó Masada por sorpresa y degolló a la guarnición romana apostada en la fortaleza.​ Ésta se hallaba compuesta por una de las diez cohortes de la Legio III Gallica, que se hallaba estacionada en Masada desde el despliegue de la legión en la provincia en el año 44,​ cuando Judea pasó a ser gobernada de nuevo por un procurador romano tras la muerte de Herodes Agripa I. Los sicarios encontraron en la fortaleza un arsenal suficiente para equipar un ejército de diez mil hombres, e importantes reservas de metal (hierro sin trabajar, bronce y plomo) para fabricar nuevas armas y municiones.

​ Los almacenes estaban surtidos de trigo, leguminosas, aceite, dátiles y vino (bien conservados gracias al ambiente árido del desierto circundante),​ los fértiles huertos de la cima podían proporcionar alimentos frescos, y los canales excavados en la roca calcárea capturaban y conducían el agua de lluvia a las cisternas subterráneas. La fortaleza estaba por tanto preparada para resistir un sitio prolongado.

El asedio de Masada

Poco después de la captura de Masada llegó un nuevo grupo de sicarios y sus familias, liderado por Simón bar Giora,​ que comenzó a realizar incursiones contra las poblaciones vecinas, llegando hasta Idumea. Simón acabó por abandonar la fortaleza, marchando finalmente hacia Jerusalén, donde sería capturado tras el asedio y destrucción de la capital judía por parte de Tito en el año 70, hecho con el cual concluía prácticamente la primera guerra judeo-romana.

Sólo subsistían tres fortalezas desafiantes al poder romano: Herodión, Maqueronte y la propia Masada, que acogió a grupos de refugiados de Jerusalén, y desde la cual se lanzaron numerosos asaltos contra unidades romanas y aldeas judías durante los dos años siguientes.

Para conjurar los problemas que causaban los rebeldes de Masada el gobernador romano de Judea, Lucio Flavio Silva, marchó hacia la fortaleza dispuesto a asediarla con un ejército compuesto por una legión romana (la Legio X Fretensis), cuatro cohortes auxiliares (una de ellas miliaria y otra equitata) y dos alas de caballería.​ Para albergar estas tropas dispuso la creación de ocho campamentos que rodearan la fortaleza, ubicados tanto en la planicie occidental como en la llanura costera oriental, que pudieran acoger un contingente de 9.000 hombres, entre legionarios y auxiliares, a los que habría que sumar seguidores y prisioneros judíos esclavizados.

También se erigió una muralla que rodeara la fortaleza, que fue construida exclusivamente por los legionarios: al ser una labor muy específica y fundamental para el éxito del asedio, Silva sólo empleó soldados de confianza, dejando a los esclavos y a los auxiliares otros menesteres, como el aprovisionamiento de agua y otras labores de mantenimiento general.

Respecto a los accesos, sólo existían dos senderos que ascendían hasta la fortaleza. Uno de ellos, el "Camino de la Serpiente", consistía en un angosto y escarpado sendero que ascendía sinuosamente por el flanco oriental a lo largo de 30 estadios (5,2 kilómetros), cuya estrechez y acusada pendiente imposibilitaba un asalto sobre Masada.

El segundo acceso era otro estrecho camino situado en la ladera occidental y custodiado desde la fortaleza, aunque era menos tortuoso, de forma que Silva optó por esta vía. Así, después de numerosos y vanos intentos por abrir una brecha en las murallas de Masada, ordenó construir una rampa (agger) que ascendiera hasta su lado occidental, desde un promontorio denominado la Roca Blanca (Λευκέ), situado a 300 codos (unos 150 m) por debajo de la cumbre de Masada. La construcción duró varias semanas, tras utilizar miles de toneladas de piedras y tierra apisonada ubicadas sobre una pendiente de origen natural preexistente,​ conformando así una de las mayores estructuras de asedio conocidas en época romana. Finalmente la rampa alcanzó unos 196 m de base y 100 m de altura, con un 51% de pendiente. Josefo no registra ninguna acción importante de los sicarios para impedir el avance romano, a diferencia de lo ocurrido en otros asedios anteriores contra fortalezas judías como en Maqueronte, y cuya causa podría ser la progresiva falta de medios de los sicarios para combatir al ejército sitiador romano. También se ha especulado con la posibilidad de que la rampa hubiera sido erigida por los esclavos judíos del ejército romano, por lo cual los sicarios se habrían mostrado reacios a atacar a otros judíos debido a sus creencias.

El asalto

Unos tres meses después de haberse iniciado su construcción, y siete meses después de iniciarse el asedio, la rampa fue finalmente finalizada en la primavera del año 73, contando en su cumbre con una plataforma cuadrada de 22 metros de lado. Sobre ella se situó una torre de asedio (reforzada con hierro y de unos 30 metros de altura) junto al exterior de la muralla de Masada, y mientras los artilleros de los pisos superiores de la torre disparaban sus escorpiones y balistas para mantener el parapeto libre de sicarios, un ariete situado en el piso inferior de la torre golpeaba continuamente la muralla hasta que se consiguió abrir una brecha.

Sin embargo, los legionarios descubrieron que los sicarios habían construido una segunda muralla a continuación del parapeto exterior. Cuando el ariete comenzó a golpear esta segunda muralla, los romanos comprobaron que había sido erigida con capas alternas de piedras y madera, de forma que ésta absorbía los golpes del ariete e incluso se fortalecía así, tal como Julio César había comprobado en sus asedios en la Galia un siglo antes; es ésta la razón por la cual este tipo de estructura recibió el nombre de muralla gala (murus gallicus) desde entonces.

Esa misma tarde Silva canceló las embestidas del ariete y envió a un grupo de hombres armados con antorchas para incendiar la muralla interior, que comenzó a arder rápidamente a lo largo de la estructura. No obstante, comenzó a soplar un fuerte viento desde el norte y de cara al ejército romano, que amenazó la maquinaria de asedio hasta que cambió de sentido y avivó las llamas, lo cual fue interpretado como un buen augurio. Entonces Silva ordenó montar una fuerte guardia que custodiara la muralla incendiada, para así evitar que los judíos escaparan por la noche a través de la brecha, ya que su intención era lanzar el asalto definitivo al día siguiente.

Dentro de Masada, los sicarios fueron conscientes de que el asalto final del ejército romano llegaría con el nuevo día. Según el relato de Josefo, el entonces líder de los sicarios, Eleazar ben Yair, reunió esa noche a sus hombres en el palacio occidental, pronunciando un discurso donde propuso darse muerte ellos mismos para evitar ser hechos prisioneros y vendidos como esclavos. De esta forma, dado que el suicidio como tal es denostado por las leyes del judaísmo, los hombres mataron a sus familias, y posteriormente eligieron por suertes a diez de ellos para quitar la vida al resto.

Finalmente, entre estos diez eligieron de nuevo a uno que acabó con la vida de los demás, y antes de darse muerte prendió fuego a la fortaleza, excepto a los depósitos de víveres, para así demostrar a sus enemigos que actuaban por resolución, no por desesperación.

A la mañana siguiente los legionarios romanos colocaron pasarelas sobre la muralla incendiada e irrumpieron en la fortaleza, preparados para combatir a los sicarios, mas toparon con un silencio sepulcral y la visión del fuego y de los cuerpos sin vida de sus enemigos. Flavio Josefo señala que murieron todos los defensores, en número de 960,​ salvo una anciana y una mujer, parienta de Eleazar, que se habían refugiado junto a sus cinco hijos en una de las galerías subterráneas que conducía a las cisternas,​ y que fueron quienes relataron las últimas palabras que el líder sicario pronunció a sus hombres.

Impresionados por la resolución de los sicarios, los romanos perdonaron la vida a los supervivientes, escribiendo Josefo sobre este episodio:

Cuando allí se toparon con el montón de muertos, no se alegraron, como suele ocurrir con los enemigos, sino que se llenaron de admiración por la valentía de su resolución y por el firme menosprecio de la muerte que tanta gente había demostrado con sus obras.​

Flavio Josefo da como fecha tradicional de la caída de Masada el día 15 de Jántico o Nisán,​ el primer día de Pésaj,​ del quinto año de la rebelión judía, el año 3833 en el calendario hebreo. En el calendario juliano esta fecha se ubica en el mes de abril del año 73, pudiendo corresponder a días tan dispares como el 14, el 16 o incluso el 10 de abril.

​ Otros análisis mencionan la posibilidad de que la conquista de la fortaleza pudiera haber sucedido en la primavera del año 74,​ un año después de lo tradicionalmente aceptado;33​ se fundamentan principalmente en inscripciones epigráficas que narran el cursus honorum de Silva y que discuten que fuera gobernador de Judea antes de abril de ese mismo año.34​ Si se acepta la fecha del 15 de Jántico, la correspondencia con el calendario juliano para ese año establece la fecha del 31 de marzo del año 74.​

Masada tras la conquista

Con la conquista del último bastión rebelde que significaba Masada concluyó la primera guerra judeo-romana. Tras la caída de la fortaleza, y pacificado todo el territorio de Judea, Silva replegó las tropas hasta Cesarea, dejando estacionada una unidad auxiliar en la meseta de Masada.​ Este acantonamiento se mantuvo regularmente hasta principios del siglo II, trasladándose entonces la guarnición al rehabilitado campamento F (el principal de Silva), que habría llegado a formar parte del Limes Arabicus en época de Diocleciano, tres siglos más tarde.

Después de su abandono, Masada permaneció deshabitada hasta principios del siglo V, cuando fue visitada por San Eutimio y su discípulo Domiciano,​ quienes erigieron en su cumbre una capilla que sería más tarde el núcleo de un pequeño monasterio del tipo laura,​ perteneciente a una pequeña comunidad eremita de monjes bizantinos; algunos investigadores identifican este lugar con el topónimo Marda que aparece mencionado en algunas fuentes canónicas.39​ La conquista árabe supuso el fin de esta comunidad y el abandono definitivo de Masada a mediados del siglo VII, con una posible ocupación esporádica durante la época de las Cruzadas.40​ Desde entonces, la ubicación del histórico sitio cayó en el olvido.

Descubrimiento

A partir del siglo XIX, con el paulatino auge de la disciplina arqueológica, se produjeron avances en la localización de la fortaleza. En 1807 el explorador alemán Ulrich Seetzen avistó la meseta (conocida como as-Sabbah, «la maldita» en árabe)​ durante un viaje en barco por el mar Muerto, identificándola erróneamente con la bíblica ciudad de Zif,​ ubicada en la actualidad en Tel Zif, cerca de Pnei Hever, a 7 km al sureste de Hebrón.​ Fue en 1838 cuando dos estadounidenses, el teólogo y explorador Edward Robinson y el misionero Eli Smith, identificaron correctamente Masada desde el oasis de Ein Guedi con la ayuda de un anteojo,​ un hallazgo que fue posteriormente confirmado por el geógrafo Carl Ritter.​

El interés por Masada fue en aumento desde entonces. En 1842 el misionero estadounidense Samuel Wolcott ascendió hasta su cumbre acompañado del pintor inglés William J. Tipping, ilustrador de una versión inglesa de La guerra de los judíos de Flavio Josefo.​ Wolcott realizó la primera descripción moderna de la fortaleza, muy completa en sus detalles y que confirmaba muchos de los datos que describiera el autor judeorromano dieciocho siglos antes.​

Félicien de Saulcy visitó Masada en enero de 1851, trazando el primer plano de la fortaleza y del sistema de fortificaciones romano, identificando el agger y localizando restos de mosaicos en una edificación bizantina; aunque erró al situar el "Camino de la Serpiente" en la ladera septentrional, así como en la datación de los almacenes, obra que atribuyó a Jonathán, es decir, Janneo.

​ El 24 de enero de 1858 ascendió a la meseta Emmanuel Guillaume Rey, quien trazó un nuevo plano, más preciso que el primero, aunque con algunos errores de identificación en los edificios, si bien ubicó correctamente el palacio de Herodes en la terraza superior septentrional.​ Otro erudito que visitó Masada en esta época fue Henry Baker Tristram, quien tras sus dos viajes de 1864 y 1871 dibujó un nuevo plano de la fortaleza que recogía con detalle las edificaciones septentrionales, aunque el resto fue esbozado de memoria como un croquis.​

En 1867 el entonces capitán británico Charles Warren visitó Masada, interesado en la arqueología bíblica como miembro de la Palestine Exploration Fund (PEF); fue el primero en identificar correctamente el "Camino de la Serpiente" en la ladera oriental, ascendiendo a la cumbre por este lado.

​ Varios años después, en marzo de 1875, otro miembro de la PEF, el ingeniero militar británico Claude Reignier Conder, visitó Masada describiéndola con detalle, identificando el palacio occidental como el "palacio colgante" que mencionara Josefo, y trazando el plano más realista de los dibujados hasta ese momento.​

El ingeniero alemán G.D. Sandel descubrió en 1905 el sistema de captación de aguas, identificando las dos filas de cuevas del acantilado noroeste como cisternas, que recibían el agua de lluvia mediante canales de conducción.

​ En 1909 Alfred von Domaszewski y Rudolf Ernst Brünnow reseñaron el sistema de asedio romano en el tercer volumen de su destacada obra Die Provincia Arabia, centrándose en los campamentos B y C.​ El conocimiento sobre los campamentos romanos fue ampliado con las fotografías aéreas tomadas por la RAF entre 1924 y 1928, y sobre todo gracias a los trabajos de Adolf Schulten, quien permaneció en Masada durante todo un mes del año 1932 estudiando la arquitectura militar romana, aunque también analizó la superficie de la meseta, asumiendo la errónea idea de Conder sobre el palacio occidental.​

La traducción de La guerra de los judíos de Flavio Josefo al hebreo por Jacob Simchoni (Varsovia, 1923)55​ y la publicación en 1927 del poema Masada, escrito por el inmigrante de origen ucraniano Isaac Lamdan,56​ acercaron el conocimiento sobre Masada a la creciente comunidad judía de Palestina. Tras la guerra de independencia de Israel y la consolidación del nuevo Estado, el interés por investigar la fortaleza y convertirla en un referente para el pueblo judío se vio finalmente reflejado en las primeras actuaciones efectuadas en 1953, con el descubrimiento del "Camino de la Serpiente" y el palacio septentrional por parte de Shmarya Guttman, Micha Livneh y Zeev Meshel. Guttman describió el "Camino de la Serpiente" en su totalidad, reconociendo también el sistema de campamentos romano.

En 1955 y 1956 la Universidad Hebrea de Jerusalén, la Sociedad de Exploración de Israel y el entonces Departamento de Antigüedades de Israel coordinaron dos expediciones puntuales de diez días de duración cada una, y dirigidas por Nahman Avigad, Yohanan Aharoni, Michael Avi-Yonah, Immanuel Dunayevsky y Shmarya Guttman.2​ Estas intervenciones descubrieron gran parte del palacio septentrional y verificaron los informes previos respecto al complejo de almacenes y el palacio occidental, llegándose a realizar un plano mediante fotografía aérea.57​

Excavación arqueológica de 1963-65

El interés por Masada aumentó hasta el punto de que, finalmente, se planteó la necesidad de una excavación arqueológica en la cumbre de la meseta, fundamentada no sólo en su valor científico, sino como símbolo nacional del joven Estado judío.

De esta forma, a principios de la década de 1960 la Universidad Hebrea de Jerusalén, la Sociedad de Exploración de Israel y el Departamento de Antigüedades de Israel patrocinaron la misión arqueológica, dirigida por Yigael Yadin y desarrollada en dos fases, la primera desde octubre de 1963 hasta mayo de 1964, y la segunda desde noviembre de 1964 hasta abril de 1965, sumando once meses de intervención. Además de contar con un equipo de profesionales y de personal contratado, se ofreció la oportunidad de colaborar en la excavación a todo aquel voluntario que lo deseara, a través de anuncios en la prensa israelí y en el británico The Observer.

​ La convocatoria fue un éxito, acudiendo más de 5.000 voluntarios de 28 países así como del propio Israel, muchos de ellos miembros de los kibutz cercanos, o pertenecientes a las Fuerzas de Defensa de Israel o a Gadna. Los voluntarios fueron distribuidos en 23 turnos de dos semanas de duración, de manera que simultáneamente se contaban unas 300 personas en la excavación.​

La misión arqueológica confirmó gran parte de la información ofrecida por Flavio Josefo en su relato, incrementando de forma espectacular el conocimiento sobre Masada: se excavó el 97% de la zona edificada de la fortaleza, mientras que el 3% restante (en la zona de almacenes) se dejó sin excavar de forma deliberada, para dar a los visitantes una idea del estado previo a la intervención.

​ También se realizaron simultáneamente las labores de restauración y conservación de los restos hallados, en colaboración con el Departamento de Conservación de Lugares Históricos. Asimismo, se produjeron hallazgos de elementos tales como estucos, monedas, recipientes cerámicos y ostraca, pergaminos, indumentaria, armamento, alimentos, semillas e incluso restos humanos pertenecientes a 28 individuos, identificados como los rebeldes judíos, que fueron sepultados con honores militares en la propia fortaleza el 7 de julio de 1969.​

Posteriores intervenciones

Las labores de restauración en Masada se desarrollaron conjuntamente a las de excavación en la campaña de 1963-65 y durante todo el año de 1966, y consistieron fundamentalmente en elevar hasta su altura original los muros caídos del palacio occidental, la sinagoga y los almacenes, así como la conservación de los frescos del palacio septentrional.​

Posteriormente Ehud Netzer dirigió varias excavaciones en la fortaleza, una primera en 1989 y otras varias puntuales en el marco del proyecto de desarrollo de Masada durante los años 1995 y 2000. También en 1995 se llevó a cabo una nueva excavación en el campamento F y en el agger romano, dirigida por Gideon Foerster.​

La serie de televisión

En 1981, la empresa norteamericana Universal TV, produjo la serie Masada, en tres capítulos, teniendo como actores a Peter O'Toole, Peter Strauss, Barbara Carrera, Anthony Quayle, David Warner,Denis Quilley, Nick Brimble, Kevin McNally, Timothy West, Ken Hutchison,Diana Webster, Giulia Pagano, Nigel Davenport, George Innes, Alain Feinstein,Clive Francis, Joey Sagal, Joseph Wiseman, Paul Smith, Vernon Dobtcheff,Richard Pierson, caracterizando a los diversos protagonistas de este hecho de la historia del pueblo de Israel.

Compartimos a ustedes la ficha filmográfica y las tres partes completas de la serie.

Título original
Masada

Año
1981

Duración
394 min.

País
Estados Unidos

Dirección
Boris Sagal

Guión
Joel Oliansky (Historia: Ernest K. Gann)

Música
Jerry Goldsmith, Morton Stevens

Fotografía
Paul Lohmann

Reparto
Peter O'Toole,  Peter Strauss,  Barbara Carrera,  Anthony Quayle,  David Warner, Denis Quilley,  Nick Brimble,  Kevin McNally,  Timothy West,  Ken Hutchison, Diana Webster,  Giulia Pagano,  Nigel Davenport,  George Innes,  Alain Feinstein, Clive Francis,  Joey Sagal,  Joseph Wiseman,  Paul Smith,  Vernon Dobtcheff, Richard Pierson

Productora
Universal TV

Género
Serie de TV. Aventuras. Drama | Miniserie de TV. Histórico. Antigua Roma

Sinopsis
Flavius Silva, comandante de las tropas romanas en Palestina, quiere establecer un pacto con los judíos y retirar sus legiones. Sin embargo, ciertas circunstancias y la influencia de algunos políticos de Roma lo obligan, por el contrario, a asediar la fortaleza de Masada.

Premios
1981: Emmy: mejor actor sec. (David Warner) y música. 13 nominaciones
1981: Globos de Oro: 3 nominaciones incluyendo Mejor miniserie o telefilm

Masada: Primera Parte


Masada: Segunda Parte

Masada: Tercera y última Parte

Estela que señala el Monte Nebo, lugar donde finalizó Moisés su peregrinar
por el desierto. Erigido por la Custodia Franciscana de Tierra Santa.

Eugenio Amézquita Velasco

JORDANIA.- Los peregrinos de Guanajuato-México, prosiguen su peregrinar a los Lugares Santos y a sitios bíblicos como el Monte Nebo, ubicado en Jordania, donde la tradición y las Sagradas Escrituras recuerdan que ahí finalizó su misión Moisés, el libertador del pueblo hebreo de la esclavitud en Egipto.

Compartimos a ustedes imágenes y algunos datos interesantes de los sitios recientemente visitados por estos peregrinos provenientes de la Provincia Franciscana de San Pedro y San Pablo de Michoacán, coordinados y dirigidos por Fray Héctor Manuel Rodríguez OFM, Comisario de Tierra Santa en esta Provincia, en el Templo de San Francisco de Salvatierra, Gto.

El Monte Nebo

El monte Nebo (en hebreo: הר נבו, en árabe: جبل نيبو) es un pico de 817 metros situado en el oeste de la Jordania actual.

Lugar sagrado

La historia bíblica del último capítulo de Deuteronomio, 34:11​ narra cómo Moisés, negada la entrada de la Tierra Prometida a la que dirigió a los israelitas desde Egipto, vio la tierra de Canaán desde la cima de la montaña antes de morir.

En la Biblia con el canon alejandrino (libro de Macabeo) se señala en profeta Jeremías escondió el Arca de la Alianza en una cueva en ese monte por mandato de Dios.

El lugar exacto del bíblico monte Nebo no se conoce, pues el lugar descrito en la Biblia es para unos el monte Sinaí y para otros las montañas Abarim, al este de la desembocadura del río Jordán en el mar Muerto. En estas alturas en el oeste del Jordán, se observa Jerusalén en un día claro.


Columnas de Hércules, en Aman.
El Templo de Hércules

El templo de Hércules, también conocido como Gran templo de Amán,​ es un antiguo templo romano dedicado a Hércules, que está ubicado en el centro de la ciudadela de Amán, frente al Museo Arqueológico de Jordania.​ Era el templo principal de un témenos romano.1​ No está completamente confirmado que allí se le rindiera culto a Hércules, pero las monedas halladas en el templo parecen representar a este semidiós.​ Se encuentra a 838 msnm.3​

Tiene una inscripción en el arquitrabe del pórtico que dice que está dedicado a Marco Aurelio y Lucio Vero, la misma fue datada en la época en que Geminio Marciano era gobernador de la Provincia de Arabia (162-166).​ Es contemporáneo al teatro romano de Amán.​

En 1961 se descubrió en el interior del templo una roca con una inscripción datada entre los siglos VIII y IX a. C. que menciona los nombres de dos reyes amonitas y hace alusión al culto a Moloch, que se cree que se llevaba a cabo en ese sitio.​

Arquitectura

Su estilo arquitectónico es típico de la arquitectura de la Antigua Roma. Consta de un estereobato, base con forma escalonada, rematado con un estilóbato, plataforma sobre la cual se erigió una hilera de columnas de orden corintio, coronadas con capiteles ricamente adornados. Por encima de las columnas del templo había un arquitrabe, un friso altamente modelado y una cornisa que sobresalía de la estructura, todo ello coronado con un techo a dos aguas.​

Está orientado en dirección este-oeste, con la entrada en el este. La fachada tiene 43 x 27 m y consta de seis columnas de 13,5 m de altura, las cuales estaban compuestas originalmente de 5 o 6 bloques de piedra, pesando cada uno unas 11 toneladas.​ Se cree que debía tener una estructura interior compuesta de tres salas. Al frente se encontraba el pronaos, seguido de la sala principal o cella, adonde se encontraba la estatua del dios, y en la parte posterior habría una habitación pequeña, conocida como opistodomos.​

De la estatua principal se conservan un codo y un pie, que permiten estimar la altura total original en 30 pies (9,144 m).​ También hay restos de una mano gigante de mármol que se asume que pertenecía a la misma estatua.2​ La columnas y el techo colapsaron durante un terremoto en el año 749 y sus bloques de piedra fueron reutilizados,​ aunque antes del sismo el templo ya era utilizado como fuente de materiales de construcción.​

Restauración

Entre 1989 y 1997, la American Center of Oriental Research financió un proyecto de restauración de la ciudadela,​ con el fin de transformarla en un parque arqueológico. El diseño del proyecto quedó a cargo de arqueólogos y arquitectos de la Universidad de Jordania.​ En el templo de Hércules, la restauración se centró en el pórtico, el sector noroeste del podio y tres de sus columnas.​ Las columnas fueron reconstruidas y levantadas nuevamente en 1993.​ Durante la restauración y tras un estudio exhaustivo de los restos arqueológicos, el arquitecto Chrysanthos Kanellopoulos hizo un modelo a escala completo del templo.​ Debido a que se conoce bastante sobre cómo era el templo en la antigüedad, se ha propuesto reconstruirlo en su totalidad; sin embargo, esto violaría un tratado internacional que específica que porcentaje de un monumento debe subsistir para que éste pueda ser reconstruido.​

Vista desde el Monte Nebo.

Basílica de Moisés. Monte Nebo
 Basílica de Moisés

En el siglo IV se edificó en el lugar una iglesia con tres ábsides ampliada en la época bizantina, (siglos VI y VII). Ya en esa época, Égérie, una peregrina de Egipto, visitó el santuario y sus impresiones impulsaron algunas expediciones francesas en el siglo XIX.

​ A principios del siglo XX los franciscanos reedificaron una iglesia, preservando los mosaicos bizantinos del siglo VI.

Representación del bastón con serpiente, de Moisés.

El bastón o vara de Moisés

La vara de Moisés hace referencia a la vara (se supone una especie de cayado de madera), llevada por Moisés en el Antiguo Testamento.

Para acreditar su misión Dios le comunicó a Moisés el poder de hacer prodigios por medio de una vara que tenía en la mano. Para comenzar, Dios cambió por sí mismo la vara en serpiente, que Moisés hubo de coger por la cola y que luego tomó de nuevo la forma de vara. Moisés, de vuelta en medio de su pueblo, reprodujo este prodigio ante el mismo, con lo cual se granjeó su confianza.

 Luego se presentó a Faraón en compañía de su hermano Aarón, a quien Dios había asignado por auxiliar y en presencia del monarca obró varios prodigios con la vara milagrosa, entre otros convirtiéndola en serpiente que devoró las varas de los magos.

Con esta misma vara extendida en las aguas de Egipto, éstas se convirtieron en sangre, con ella golpeó el polvo del suelo y apareció una nube de mosquitos; la levantó luego hacia el cielo y empezó a caer granizo; la volvió a levantar y se formó un ejército de langostas.

La vara sirvió a Moisés para algunos prodigios en favor de su pueblo; de ella se valió para separar las aguas del Mar Rojo cuando el pueblo de Israel huía perseguido por el ejército de Faraón; con ella golpeó la roca de Horeb e hizo brotar agua cristalina para apagar la sed de los israelitas; con ella acompañó la oración del pueblo durante el combate con los amalecitas y con la misma golpeó de nuevo la roca de Meriba.

Después ya no se habla más de hecho alguno saliente; pero la vara siguió siendo un símbolo del poder comunicado por Dios a su siervo y servía para indicar a los espectadores el momento en que tenía lugar la intervención divina.

Ubicación Geosatelital del Monte Nebo, en Jordania.


Eugenio Amézquita Velasco

MÉXICO, CDMX.- Compartimos a ustedes las primeras imágenes y video de la Santa Misa en vivo desde la Basílica de Guadalupe, presidida por el Obispo de Celaya, Mons. Benjamín Castillo Plascencia, con los peregrinos de la Diócesis de Celaya, de la Peregrinación Varonil a Pie del Bajío al Tepeyac.



Agradecemos a Fray Francisco Javier Amézquita Velasco OFM sus imágenes que nos ha enviado.






































Eugenio Amézquita Velasco

Para los fieles católicos de la Diócesis de Celaya, resulta todo un acontecimiento la Peregrinación a pie del Bajío al tepeyac que organiza año con año la Diócesis de Celaya, y en este caso y de manera muy especial, la peregrinación varonil.

Queremos compartirles en imágenes y videos, algunas de las escenas más representativas de este hecho, agradeciendo a Fray Francisco Javier Amézquita Velasco OFM el compartirnos este material, fruto y producto de su peregrinar junto a los mismos feligreses, así como las diferentes actividades que se llevan a cabo durante este proceso.
















































Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, Active Javascript para visualizar todos los Widget