Eugenio Amézquita Velasco

Los agricultores tienen que prepararse ante el cambio climático y manejar de manera diferente la tierra, menos agroquímicos, eficiencia en el uso del agua y mejor uso del suelo, reconocieron expertos de MasAgro-CIMMyT. Si no se es eficiente en este trabajo, en el trabajo en equipo, se va a dejar de ser agricultor. Así es de drástico. La edad promedio del campesino es de 55 años,lo que muestra que el campo ha envejecido.

Este y otros puntos fueron manifestados durante la entrevista en el programa "Tiempos Políticos", con la presencia de Erick Ortiz y Paúl García Meza, del Centro Internacional de Mejoramiento de Maíz y Trigo (CIMMYT) y Programa Modernización Sustentable de la Agricultura Tradicional (MasAgro).

Durante la entrevista, indicaron que se tienen incremento de rendimientos de maíz, donde están ahora sobre las 17, 18 y hasta 20 toneladas por hectárea y esperamos rebasar en el Bajío esa cifra.

Puntualizaron que en Guanajuato, para producir hasta 6 toneladas de trigo por hectárea, han de aplicarse de 24 mil a 28 mil pesos de inversión, pero si se aplican las técnicas de conservación de suelos, se pueden tener ahorros de 6 mil a 8 mil pesos por hectárea y producción por hectárea de 6.5 y 7.0 toneladas.

Se ha estimado, al hablar de eficiencia y del programa Cosechando Agua, que para obtener un kilogramo de trigo se requieren hasta mil 500 litros de agua; mediante riegos eficientes la reducción puede ser del 30 al 50 por ciento, y son estas técnicas precisamente las que se trata de implementar y compartir a los productores.

Explicaron que en labores agrícolas, los cultivos requieren de rastreo, tableo, surcado, reconociendo que muchas de estas acciones debilitan la tierra en sus nutrientes; mediante la conservación de suelos, sólo se surca, se siembra y se dejan los rastrojos, obteniendo mejores rendimientos al final.

Las técnicas aplicadas por MasAgro y el CIMMyT, expresaron y que actualmente llegan hasta 25 mil productores en el estado, llevan a lograr también manejos ecológicos de las plantas, aprovechar a los depredadores naturales de las plagas; empleo de esquilmos para forraje para el ganado y también el cuidado de la salud pública mediante la baja en el empleo de agroquímicos, produciendo así alimentos inocuos para la población.

Mediante la rotación de los cultivos, el cambio de la forma de ver la agricultura, se logra la obtención no sólo de los recursos para auto consumo sino también para comercializar, expresaron los especialistas durante este programa radiofónico.