Artículos por "Historia"
3-D 3D abogado Aborto Abusos Abusos sexuales Acambaro Acámbaro Accion Acoso escolar ADN40 Adolescencia Africa Agricultura AGUA POTABLE Aguacate Aida Guadalupe Arroyo Estrella alcalde Alhóndiga Alimentos Almanza Alumnos Ambiente campirano ambulancias America colonial AMIDA Amistad AMIUC Android Ayuda Ángel Espinoza de los Monteros Animacion Animales Aniversarios ANSPAC Antena TV Antigua Grecia Antigua Roma Antiguo Egipto Antiguo Testamento Año 1928 Año 1930 Año 1932 Año 1933 Año 1934 Año 1935 Año 1937 Año 1938 Año 1939 Año 1940 Año 1941 Año 1942 Año 1943 Año 1944 Año 1945 Año 1946 Año 1947 Año 1948 Año 1949 Año 1950 Año 1951 Año 1952 Año 1953 Año 1954 Año 1955 Año 1956 Año 1957 Año 1958 Año 1959 Año 1960 Año 1961 Año 1962 Año 1963 Año 1964 Año 1965 Año 1966 Año 1967 Año 1968 Año 1969 Año 1970 Año 1971 Año 1972 Año 1973 Año 1974 Año 1975 Año 1976 Año 1977 Año 1978 Año 1979 Año 1980 Año 1981 Año 1982 Año 1983 Año 1984 Año 1985 Año 1986 Año 1987 Año 1988 Año 1989 Año 1991 Año 1992 Año 1993 Año 1994 Año 1995 Año 1996 Año 1997 Año 1998 Año 1999 Año 2000 Año 2001 Año 2002 Año 2003 Año 2004 Año 2005 Año 2006 Año 2007 Año 2008 Año 2009 Año 2010 Año 2011 Año 2012 Año 2013 Año 2014 Año 2015 Año 2016 Año 2017 Año 2018 Año 2019 Años 1910-1919 Años 20 Años 30 Años 40 Años 50 Años 60 Años 70 Años 80 Años 90 APASEO Apaseo el Alto Apaseo el Grande Aranceles Arandas Arquidiocesis de Morelia Arte Artes marciales Artesanías Artículos Artistas Asesinos en serie Atarjea Atletismo Audio Aventura espacial Aventuras Aventuras marinas Aviones Azteca Uno Ballet Folclórico Infantil de la Delegación de Educación Zona Este Bandas Barrera Barrio de Tierras Negras Basado en hechos reales Beato Elías de Jesús Nieves Belico Biblia Bikers Biografico Bomberos Boxeo Brujeria Café Cámara de Diputados Federal CANACINTRA Canal 10 Canal 11 IPN Canal 15 Canal 19 Canal 2 Canal 37 Canal 4 Canal del Congreso Canal H Canal Judicial Cancún Cantinflas Capa y espada Cárdenas Carmen Casa de Ejercicios de Atotonilco Casa de Retiros Santa Maria del Pueblito Casa del Buen Pastor Casa del Magnificat Catastrofes Catedral Caza CEA CEAG CECyTE Celaya Celebraciones Celebraciones religiosas Celos CEM Central Campesina Cardenista Centro Humanitario Caminemos Juntos Centro Vocacional Franciscano Certámenes CETMEJA CETPVI Chamangario Charreada Charrería Chihuahua Ciencia ficcion CIMMYT Cine Cine dentro del cine Cine épico Cine familiar Cine independiente USA Cine Latino Cine Mexicano Cine mudo Cine negro Cine Religioso Cineforum Cinépolis Galerías Celaya Circo Clima CMAPA CODE COEPES colecta Colegio Mexico Colegios y Universidad Colonia Latinoamericana Colonialismo Columnas Comedia Comedia absurda Comedia Dramatica Comedia negra Comedia romantica Comic Comisaría de Tierra Santa Comisión de Agricultura Comisión Nacional del Agua comodato Comonfort Comunicación e Imagen Comunicados CONAGUA CONALEP Conciertos Concursos Conferencias Congreso Agrario Permanente CAP Congreso del Estado de Guanajuato Conmemoraciones Conquista de America Consejo Coordinador Empresarial de Comonfort Conservatorio CONSUCC Convocatoria COPARMEX Coroneo Cortazar Cortometrajes Crimen Cristeros Cristo Crónica Municipal de Celaya Crónicas de Chamacuero Crónicas Municipales Cronista Municipal de Celaya Cronistas Cruz Cruz Roja Celaya Cruz Roja Mexicana Cuenta Cuentos Cuentos Cultura Cursos David Carracedo DC Comics Defensa de la Vida Humana Delegación de Educación Zona Este Dependencias Estatales Deporte Deportes desastres Descargables Dibujos Animados Diocesis Dispensarios Distopia Distrito XII Electoral Federal Doctor Mora Documental Documental sobre cine Dolores Hidalgo donación Drama Drama carcelario Drama judicial Drama romantico Drama social Drogas DW Televisión Edad Media Editorial Eduardo Educación EFE Efemerides Ejercito El Androide Libre El Hermano Asno El Papa El santo del dia El Sembrador El Siglo de Torreon emergencia Encuentros Enfermedad enfermería ENMS de Celaya Ensayo Enseñanza Entrega de Fichas Entretenimiento Sano Entrevista Esclavitud Escuelas Nivel Medio Superior Escuelas Privadas España Espionaje estación Estatal Eugenio Amezquita Eugenio Amézquita Evangelio del dia Evento Nacional Estudiantil de Innovación Tecnológica ENEIT Eventos Eventos Religiosos EWTN Exámenes de Admisión Exequias Extraterrestres Familia Fantasmas Fantastico Feria de la Cartonería y Muestra Artesanal de Celaya Feria del Empleo Juvenil ferroférico Festejo Festival de La Gordita y La Pacharela Festival Internacional Cervantino Festivales Festividades Fiestas Patronales FIFA Filmoteca Fin del mundo Físcal Formación Humana Foro TV FOVISSSTE Frailes Franciscanos Franciscanos Fray José Pérez OFM Frente Nacional por la Familia Fuerzas de Seguridad Publica del Estado Fundación Guanajuato Produce Futbol Futbol americano Futuro postapocaliptico Gaceta de Guanajuato Galerías de Arte García Gatos Gentrificación Geovillas Los Sauces Gobernador Gobierno Gobierno del Estado Gobierno Eclesiástico Gobierno Federal Gobierno Municipal Gore Gran Depresion Grana TV Grupo Formula Grupo Fórmula Guanajuato Guardia Nacional Cristera Guerra Chino-Japonesa (II) Guerra Civil de El Salvador Guerra Civil Española Guerra de Corea Guerra de Reforma Guerra de Secesion Guerra de Vietnam Guerra Fria Guerras Napoleonicas Hermanas Misioneras Servidoras de la Palabra Hidalgo hija Hist. Pablo Eduardo Pérez Joya Historia Historias cruzadas Historico Holocausto Holocausto nuclear Honda Huachicol Huanímaro Humberto I Guerra Mundial IACIP Iglesia Catolica II Guerra Mundial Imagenes IMPIPE IMSS INAEBA Industria Infancia Infantil Informatica Ingenieria Ambiental Inmigracion Instituto Celayense Instituto Estatal de la Cultura Instituto Tecnológico de Celaya Instituto Tecnológico de Roque Internacional Internacional Trova Celayense Internet Internet/Informatica Intriga Investigación IPLANEG Irapuato ISAPEG ISSSTE Japon feudal Jaral del Progreso Jerecuaro Jesucristo Jiménez Jordania Jorge Negrete Jornada de Desarrollo Sustentable Jornada Nacional del Mezcal Juan Carlos Romero Hicks Juan Manuel Arpero Juego Juegos Olimpicos Karate León Libros Literatura Local Looney Tunes Los 40 principales Maestros de Mexico Mafia Magia Marcha Marina Marionetas Marvel Marvel Comics MasAGRO Masoneria Medicina Mediometraje Melodrama Mexico Mexico Prehispanico Mezcal MG Medios Mi Nueva Catedral Michoacan Mickey Mouse Migrantes Milenio Television Mineral de Pozos Miniserie de TV Mis Viajes Misericordia Radio Mitologia Monstruos Moroleon Movil Zona Movimiento Ciudadano Mundial 2014 Municipios Muñecos museo Musica Música Musical Nacional Naturaleza Navidad Nazismo Netflix Noticias Noticias curiosas Noticias Medicas Noticias Telemundo Notimex Nuevo Testamento Obispo de Estambul Obituario Ocampo Oficios de Semana Santa OFM Oliva Cruces Onomásticos ópera Oratoria Ordenaciones orquesta Orquesta Sinfónica Juvenil del IEC Padre Nieves Pajaros PAN Pandemias Pandillas callejeras Parroquia del Sagrario-Catedral Parroquia La Asunción de María Parroquia Nuestra Señora de la Salud Parroquia Nuestra Señora del Carmen Parroquia Sagrado Corazón de Jesús Parroquia San José Xoconoxtle Parroquia San Juan Bautista Parroquia San Miguel Arcángel SMO Parroquia San Pedro Apóstol Partidos Pato Donald patronato Paulo Bañuelos Rosales Pedro Infante Pelicula de culto Pelicula de episodios Peliculas Peliculas con Valores Peliculas Religiosas Penjamo Peregrinaciones Periodismo Perros/Lobos Pesca Pineda Pintura Piporro Piratas Pixar Pobreza Policia Policiaco Politica política PRD Precuela presidente PRI Procesión del Silencio Propaganda Prostitucion Protección Civil Provincia Franciscana de San pedro y San Pablo de Michoacán PT Pueblo Mágico Pueblo Nuevo Queretaro Racismo Radio en línea Rafael Soldara Luna Rally 2019 Rancho mexicano Real Madrid TV Realismo magico Reconocimientos Rectoría Santa Ana Regidores Regnum Christi Religión Remake Reportaje Representaciones Semana Santa Republica Dominicana Revolucion Mexicana Revolucion Rusa Rincón de Tamayo Road Movie Robos & Atracos Robots Roedores Roja Roman Alonso Romance RT RTVE Rugby Sacerdotes SADER Salamanca Salón Mediterráneo Salones de Fiestas Salud Salvatierra Samurais San Diego de la Union San Felipe San Francisco del Rincon San Jose Iturbide San José Iturbide San Juan de la Vega San Juan de los Lagos San Luis de la Paz San Miguel Allende San Miguel Octopan Santa Catarina Santa Cruz de Juventino Rosas Santiago Maravatío Santoyo Saraí Núñez Cerón Sátira SCT SDAYR SE Secretaría de Desarrollo Económico Sustentable Secretaría de Educación Secretaria de Infraestructura Conectividad y Movilidad-SICOM Secretaria de Innovacion Ciencias y Educacion Superior - SICES Secretaria de Obra Publica Secretaría de Salud Secretaría de Turismo Secretaría del Medio AMbiente y Ordenamiento Territorial-SMAOT Sector Agropecuario Sector Campesino Secuela Secuestros/Desapariciones Segura Seguridad Pública Semana Santa Seminario de CUltura Corresponsalía Celaya Seminario Franciscano Sengio Serie de TV Series de TV servicio Servicio Social SICES Siglo X Siglo XII Siglo XIII Siglo XIX Siglo XV Siglo XVI Siglo XVII Siglo XVIII Silao Silly Symphony Simios Síntesis Síntesis Informativa Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia-DIF Sistema Único de Aspirantes a la Educacion Media SUREMS Sobrenatural Soria Spa Spaghetti Western Spin-off Steampunk Stop Motion Subdelegacion de Programas Integrales Region 1 Submarinos Superhéroes Supervivencia Talleres Tarandacuao Tarimoro Teatro Teatrofilia Corral de Comedias TecnNM de Roque Tecnológico Nacional de México en Celaya Tecnológico Nacional de México en Roque Telebachilleratos Región Sureste Telefilm Teleformula Televisión templo Templo de El Carmen Templo de San Francisco Templo de San Francisco de Salvatierra Templo de San Francisco de SMA Terror Terrorismo Tesguerras Thriller Thriller futurista Tierra Blanca Toros Trabajo/Empleo Tradiciones Transporte y Vialidad Tren Trenes/Metros Turismo TV Libertad TVCuatro UG UG Campus Celaya-Salvatierra ULM Universidad de Guanajuato Universidad Latina de México Universidad pública UNORCA UPN Unidad 112 Urgente Uriangato UTSMA Valle de Santiago Valle Hermoso Valores Vampiros Vatican News Vejez Venganza Viajes en el tiempo vías Victor Manuel García Flores Victoria Vida rural Vida rural (Norteamerica) Vidas de santos Video Videojuego Videos Villagran Volcanes Western Western futurista Whatsapp Wrestling/Lucha Libre WwwhatsNew XEITC Xichú XXXI Seminario Internacional de Ingeniería Yakuza & Triada Young Adult Yuriria Zacatecas Zombis Zona Metropolitana Zona Noreste Zona Norte Zona Sur Zona Sureste

 


Víctor Manuel García Flores

SANTA CRUZ DE JUVENTINO ROSAS, GTO.- Como hoy, hace 103 años, hubo una matanza ordenada por el carrancista gobernador de Guanajuato, el teniente coronel José Siurob Ramírez, quien organizó con la milicia estatal un ataque a Santa Cruz de Galeana el 24 de junio de 1916, pensando que era un nido de simpatizantes de Pancho Villa, y que aparentemente varios eran  villistas.

Al tomar la población, Siurob mandó formar en la plaza, entré el jardín y la parroquia, a todos los varones adultos, y a quienes señalaban como villistas inmediatamente fueron fusilados. Al terminar esta masacre, Siurob  amenazó a los pobladores que quedaron con vida, señalando que la milicia estatal regresaría para fusilar a quienes permanecieran en esta ciudad. 

Al iniciar la Revolución, la villa de Santa Cruz era una de las poblaciones más prósperas de Guanajuato. Desde mediados del siglo XIX, comenzó a destacar su producción en talleres familiares, de instrumentos de cuerda, que le valió el mote  a nivel nacional de Santa Cruz de las Guitarras, que no fue nombre oficial, su fama era parecida a la que tiene hoy Paracho, Michoacán.

En el siglo XX cuando era ya la Revolución Mexicana en 1910, la villa de Santa Cruz tenía más de doce mil habitantes, tenía escuelas de gobierno y particulares, servicio de teléfono, un ramal del ferrocarril y un tranvía que circulaba a Celaya; tenía una agricultura floreciente que incluía cultivos de jitomate, chile maíz y hasta tabaco; se incrementó la industria artesanal, principalmente la juguetera; y, creció el ramo textil, con la fabricación de colchas, toallas y servilletas; las calles, eran bien trazadas y empedradas.

 Sin embargo, a raíz de que por estar muy progresada, a la villa le fue concedida la categoría de ciudad con el nombre de Santa Cruz de Galeana el 24 de mayo de 1912, cuando sucedieron una serie de hechos que provocaron que se fuera despoblando hasta convertirse en una ciudad fantasma en 1916. 



     Los ataques de los gavilleros revolucionarios Pomposo Flores y Pancho Paloalto, entre otros, a la ciudad de Santa Cruz de Galeana, entre 1912 y 1913, de las frecuentes visitas de estas gavillas con robos, violencias y algunos asesinatos; la leva huertista que reclutaba forzosamente a santacrucenses al ejército, por el gobierno de Victoriano Huerta en 1914; y principalmente, por la mortandad dirigida por el gobernador de Guanajuato, José Siurob. Por estas situaciones y al final, a principios de 1918 la epidemia llamada influenza o gripe española mató a la mitad de los pocos habitantes que quedaban, se fueron muchos santacrucenses con su familia a vivir a otros lugares y más a Celaya. Por eso quedó como una ciudad fantasma.

     En 1914, el capitán Jesús Martínez Herrera sustituyó como jefe político a Román Barrera, en la ciudad de Santa Cruz de Galeana, pero sólo duró unos meses pues al renunciar y huir Victoriano Huerta, con el triunfo del constitucionalismo fue nombrado jefe político el carrancista José González Roa. Al iniciar 1915, Juan Yépez toma posesión como jefe político, pero éste, quien era hijo del porfirista Francisco Yépez, quien duró diecisiete años como jefe político; del carrancismo, se pasó al bando villista, por lo que fue destituido y huyó de la población; en su lugar, fue nombrado como jefe político, el recalcitrante carrancista Genaro Valtierra.

     Por cambiar Juan Yépez del constitucionalismo de Venustiano Carranza a la Convención de Aguascalientes con Francisco Villa; al derrotar Álvaro Obregón a Pancho Villa en las Batallas del Bajío, los carrancistas dirigieron el gobierno de Guanajuato, que imaginaban que en la ciudad de Santa Cruz de Galena había muchos villistas. José Siurob, siendo gobernador de Guanajuato, mal informado por Genaro Valtierra, organizó con la milicia estatal un ataque a Santa Cruz de Galeana el 24 de junio de 1916, pues se pensaba  que era un nido de simpatizantes villistas por la insurrección de Juan Yépez y por un ataque a una partida militar por parte de unos revolucionarios, aparentemente villistas, en las cercanías de la ciudad.

Al tomar la población, Siurob mandó formar en la plaza, entre la parroquia y el jardín, a todos los varones adultos y, Genaro Valtierra iba señalando a los supuestos villistas, quienes inmediatamente eran fusilados. Al terminar su matanza, Genaro Valtierra dejó de ser el jefe político y Siurob  amenazó a los pobladores que quedaron con vida, señalando que la milicia estatal regresaría para fusilar a quienes permanecieran en  esta ciudad.

Se ignora el número de muertos, pero fueron muchos. Así se escribió una de las páginas más sangrientas en esta ciudad, en donde, gentes inocentes, se convirtieron en los mártires de la Revolución.



     Con todos estos acontecimientos y al dejar de haber también párroco, sin autoridad civil ni eclesiástica, en 1916, la ciudad fue abandonada por la mayoría de los habitantes que aún quedaban después de tanta calamidad; para colmo de males, a principios de 1918 la epidemia llamada influenza o gripe española mató a la mitad de los pocos habitantes que quedaban. Santa Cruz de Galeana se convirtió en una ciudad fantasma.  Los marcos de las puertas de las casas fueron taponeados con machetones de adobe, muchas casas se cayeron, las calles se cubrieron de hierba y de noche imperaban el abandono,  la soledad,  la obscuridad y el miedo, puesto que, frecuentemente, se escondían en el lugar asaltantes. Una ciudad fantasma hasta el 17 de septiembre de 1918, cuando unos santacrucenses que vivían en Celaya, realizaron la Refundación de Santa Cruz de Galeana.

Cúpula. Parroquia de Mineral de Pozos.
Eugenio Amézquita Velasco

Pozos, en medio de su silencio y sus antecedentes históricos, cautiva de manera delicada y melancólica a todo aquel que tiene la dicha de pasar por ese poblado y no simplemente atravesarlo de lado a lado, saliendo de San Luis de la Paz para llegar a San José Iturbide, sino haciendo un alto en el jardín principal y disfrutar la nieve que en la esquina del mismo expenden, o en el algunos de los pequeños restaurantes de la avenida principal.

La obra de Pedro González

Entre las curiosidades que quiero compartir con ustedes, está la obra de Pedro González, realizada en 1904 y quien fuera miembro de la Antigua y Benemérita Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística.

Su libro "Geografía Local del Estado de Guanajuato. Lecciones escritas para dar a conocer esta fracción de la república Mexicana a los profesores de instrucción primaria y a la juventud misma", contiene una frase que debería ser enmarcada en oro: "La Geografía local se aprende con los pies". Este artículo y otros que espero reproducir con los contenidos de este libro que tiene más de un siglo de haber visto la luz y realizada por la Tipográfica de la Escuela Industrial Militar "J.O.G.", sé que serán un regalo no sólo por los contenidos geográficos sino también históricos, dada la época en que fue escrito.

El Distrito de Pozos

En el Capítulo III, página 342 de esta bella e histórica obra, se aborda el "DIstrito de Pozos", donde aborda primero la Descripción Física, luego la Descripción Política y luego la Descripción Histórica de este sitio, que lleva algunos contenidos sobre el nacimiento de este pintoresco lugar.

Descripción Física

Pedro González narra, en 1904, que "a 12 kilómetros de San Luis de la Paz está el Mineral de Pozos, ahora Ciudad "Porfirio Dïaz", cabecera del Distrito y del Municipio. Con 64 kilómetros cuadrados de extensión territorial, se le sitúa a los 11 grados 23 minutos 90 segundos de latitud Norte y 21 grados 15 minutos 20 segundos de longitud Oeste del meridiano de México, estando a 2,383 metros sobre el mar, según el Sr. Rodea" -otro geógrafo-; con 25 mil 282 almas, en 3,118 habitaciones".

"Linda al Este y parte Sur, con la municipalidad de Iturbide, y al N-E, N, W y S, con san Luis de la Paz".

Según los datos de censo presentados por el maestro González en lo que se refiere al Distrito de Pozos la cabecera del Distrito, que es Ciudad "Porfirio Díaz", registra 11 mil 751 habitantes, y se destacan muchas comunidades que no rebasan de 200 almas cada una, tales como El Refugio, con 194 habitantes, San Antonio 1o, con 338, San Antonio 2o., 229; San Antonio 3o., 39; Derramadero, 142. Cabrera, 192. Paloblanco, 73; Guadalupe, 119. Estancia, 190. Guapilla, 61. Buenavista 1o., 65. Buenavista 20., 148. Buenavista, 3o. 44; Puerto del Gato, 117. Boludo, 130. Escobilla, 211. Mezquite, 81. Posta, 123. Tunamanza, 64. Crucitas, 73. Palmarito, 135. Ranchoviejo, 112. Pringón, 97. Laguna, 118. Jaramillo, 178. Ciénega, 99. La Luz, 169. San Juan, 59. Salitre. 182, para un gran total de habitantes de 15 mil 443.

Sigue narrando el autor en esta descripción física que "dos pequeñas cordilleras separadas por corta distancia, una llamada Cerro del Azogue o de Santa Ana y Lobos, con Cerropelón, Peña de la Víbora y Picacho del Quijay; y la otra, una montaña sola, que se llama Picacho de la Noria de Charcas, es lo que constituye la orografía del municipio y rico Mineral del muy antiguo Palmar de San Pedro de los Pozos".



"La presa de la Noria de Charcas esta surtía por el río del Mineral de Charcas, que en seguida se interna a Iturbide. Como primeras vertientes del río de la Laja, en las montañas de Ciudad Porfirio Dïaz, nacen los arroyos de La Trinidad y de Chula; del Ojo de agua; de El Picacho y de Santa Brígida. Toda el agua potable que se extrae de las minas de El Dorado, La Constancia y Potosina, así como la de San rafael y Ocampo, se recibe en grandes atarjeas filtradoras, de donde parten cañerías de fierro por todas las calles de la población, disponiendo de ella el público por medio de hidrantes".

"Pocos son los productos agrícolas; porque la Municipalidad es pequeña, así como por mala calidad de los terrenos; pero la minería es el gran recurso y la explotación de ella, lo más interesante. Como en el Mineral de Guanajuato, el oro y la plata se encuentran bajo las mismas formas en la mineralización, aunque a una profundidad mucho menor. Las primitivas minas, y aún las últimas trabajadas, de frutos inmejorables, se han obtenido a tajo abierto, como se ve en la bien famosa mina de Santa Brígida, con mineral de especial beneficio".

Descripción Política

El maestro Pedro González da una detallada descripción de la entonces ciudad como tal en el año de 1904. "La Ciudad está dividida en seis cuarteles que contienen 9,510 habitantes; la mina de Angustias, con 1,042 y 32 ranchos, con 5,286, lo que da un total de 15 mil 838 habitantes. El Jefe político del Distrito y Presidente del Ayuntamiento, compuesto éste de 6 regidores y 2 síndicos; el Juez del Partido se suprimió, quedando sólo el municipal; el Receptor de rentas, subordinado al Administrador principal de San Luis de la Paz; el Juez del Registro Civil, dependiente de la Inspección de S. Miguel de Allende; el Administrador local de COrreos y el Agente del timbre, sujeto a la Administración de San Luis de la Paz ya la Principal de San Miguel de Allende, son los funcionarios del Distrito. Con San Luis de la Paz, está formado el XVII Distrito Electoral".

"Antes del año de 1890 el Municipio era enteramente miserable y las recaudaciones ninguna importancia ofrecían; pero ahora, cuando ya puede decirse que está cimentada su vida ordinaria, por haber pasado la época álgida de los descubrimientos de minas, de la fiebre de los negocios de bolsa y el flujo y reflujo de la gente que buscó tesoros, la receptoría recaudó para el Estado, por ramos ordinarios del Presupuesto, $11,246; por derechos al 2% de la producción de oro y plata, $25,545; por contribución federal, incluyendo lo recaudado en la tesorería Municipal, $15,813; por el Registro civil, $1,84; y la Tesorería municipal, para el Municipio, $31,590".

"El Registro civil autorizó: 540 nacimientos, 24 esponsales, 8 matrimonios y 614 inhumaciones".

"La policía se compone de 1 Comandante, 2 Celadores, 2 Cabos y 35 gendarmes".


"Se habla por todos el castellano y no hay indios en la localidad; pues aunque se ven grandes grupos de ellos, vienen a trabajar a las minas por contratos especiales y se vuelven a sus pueblos, que están inmediatos".

"El Curato, con sus Vicarías de Palmillas y de Santa Ana y Lobos, pertenecen al Obispado de León. En la Parroquia, templo muy malo que aún no se acaba de reedificar, las capillas de EL Señor de los Trabajos y Casa de Ejercicios. Siendo flotante la mayor parte de la población, hay en ella muchos indiferentes y no pocos protestantes (que tienen su templo), y de otras creencias".

"Un suntuoso, amplísimo edificio, construido especialmente para las escuelas del sistema objetivo, contiene las de ambos sexos, cada una con suficiente personal docente, con mobiliarios apropiados y con los útiles que el sistema requiere, expensado sólo por el Municipio".

"Maíz, frijol y algo de cebada, son los principales productos de la agricultura del pequeño Distrito. La tuna cardona, d ebuena calidad, es igualmente un producto de la localidad; pero como los montes o nopaleras pertenecen a fundos vecinos, poca hay en los terrenos del mismo".

"De las 149 caballerías de tierra con que cuenta la Municipalidad, no llega a media caballería lo que se riega para sembrarse, como ya se dijo, de grano de cebada, para recoger buena paja".

"La industria minera es propia de CIudad Porfirio Díaz, ciertamente importante y la fuente que le da vida y que se la proporciona, en grandísima parte, a su antigua cabecera de Distrito, San Luis de la Paz. Las mitas todas, se hallan en Ciudad Porfirio Dïaz y en el Mineral de Xichú, de manera que, si aparecen los registros públicos y las recaudaciones de minerales hechos en S. Luis de la Paz, es porque en esa población se encuentran la Administración Principal de rentas y cuatro haciendas beneficiadoras; pero todo el mineral es de procedencia ajena. En este concepto, pasaron por S. Luis de la Paz, salidos de Pozos, en un semestre, 136,365 bultos de mineral, con peso de 15´741,950 lbs, por valor de $717,381, que causaron $14,347 por derechos al 2% y $4,304 por contribución federal, ó un total de $18,651".

"Suprimiendo muchas minas sin reputación, abiertas por negociantes y no por mineros, son productoras de frutos ricos las de Santa Brígida, ANgustias, Escondida, Triángulo, Potosina, Eldorado, Trinidad, Ocampo, Nona, Argentina, Justicia, Constancia y algo San rafael. Generalmente están bajo buenos auspicios las minas situadas sobre y entre las vetas conocidas con las que, del N.W. que se dirigen al S.E. entre trinidad y El dorado, y la paralela entre Peña de Guadalupe y Puerto de los Gatos, cuya colocación tiene la famosa mina de Santa Brígida".

"Los registros de maquinaria aplicada a las industrias, no expresan toda la que existe, principalmente en Ciudad Porfirio Díaz, porque no sólo existen 11 malacates con sus motores de vapor, sino también otras diversas máquinas muy importantes, como bombas, quebradoras, perforadoras, etc.

"También el comercio es de importancia, como centro que consume y que no produce".

"Hay en esta, actualmente, 3 boticas, 2 billares, 13 carnicerías, 6 cantinas, 15 expendios de maíz, 2 depósitos de dinamita, 6 posadas, 4 panaderías, 1 tenería, 4 tiendas de primera clase, 6 de segunda, 14 de tercera y muchos tendajones. Se consumen 16,380 cuartillos de aguardiente, 229@ de azúcar, 63 cargas de arroz, 16@ de café, 249 cargas de harina, 195 de piloncillo, 51,442 fanegas de maíz, 1,447 de frijol, 221 de garbanzo, 707 cargas de paja, 220 lbs. de hilaza, 5,281 de mantas, 385 cargas de sal, 167@ de tabaco bueno y 183 de mije, 61 barriles y 101 cajas de vinos, 747 vigas, 18m184 cuartillos de mezcal, 401 reses, 1,327 carneros y chivos, y 292 cerdos, con peso de 1,464@. El impuesto sobre ventas está en conjunto con el de S. Luis de la Paz; pero sin duda solamente le pertenece a esta una tercera parte del monto de manifestaciones de los comerciantes".

"La propiedad urbana representa el valor fiscal de $73 mil 595 distribuidos entre 123 propietarios".

El derroche del salario

"Desde las 5 de la tarde, hora en que sale el pueblo que trabaja en las minas durante el día, hasta las 11 de la noche, es incesante el tráfico en las calles de la población y las horas en que no faltan músicas ambulantes o diversiones públicas donde el operario derrocha lo que ha logrado conservar del producto de su raya de los sábados. Lo mismo se ve el tumulto de gente, todos los días, entre 4 y 6 de la mañana, cuando sale el pueblo que ha trabajado durante la noche y es reemplazado por el que le sigue. Este movimiento de por sí agradable, en una población fea, compuesta de casas provisionales y de vecindarios, enjambres humanos verdaderos, generalmente a la vista, divierte al que pase, aún cuando tropiece con escenas de la gente libre, no siempre aceptables, ni siempre dignas de aplaudirse. En el jardín de la antigua plaza de abajo hay serenatas con frecuencia; y visitando las escuelas y las principales minas, el viajero tiene mucho donde utilizar su tiempo, máxime si logra tratar a los directores de las negociaciones, que son gentes muy ilustradas y educadas".

"El ferrocarril de vía angosta, que en la hacienda de Rincón tiene empalme con el Nacional Mexicano y Estación propia, antes "FERRO-CARRIL DE GUANAJUATO A SAN LUIS DE LA PAZ Y POZOS", es la vía principal de Ciudad Porfirio Dïaz. Otra línea de sistema Decauville, que procede de a Hacienda de El Bozo, situada en la Sierra de Jofre, es la surtidora de maderas para las minas y la que conduce mineral destinado a las haciendas concentradoras de San Luis de la Paz; pudiéndose ir a esta población por ambas vías, porque las dos la tocan".

"Hay oficina telegráfica que estableció el Municipio y le pasó enseguida a la Federación. La línea de Teléfonos del Estado cruza la ciudad para dirigirse a Iturbide, y se cuenta, además, con los siguientes hilos particulares: a San Luis de la Paz, desde la Jefatura Política; de Escondida a Cinco Seores en la misma población y de la Jefatura al Hospital".

"Las distancias por caminos carreteros a San Luis de la Paz, 12 kms; a Victoria, por la anterior, 45; a Iturbide, 34; a S. Miguel, 66, a Dolores Hidalgo, directamente, 45; por S. Luis, 12 más; a San Diego de la Unión, 50; a Tierranueva por camino de herradura, 50, y a Santa María del Río, de la misma manera" -municipio de San Luis Potosí-, "103 kilómetros".

Descripción Histórica

Para el maestro Pedro González y su tan descriptiva obra, no profundiza mucho en el aspecto histórico, pero sí da interesantes detalles que quizá las actuales generaciones del siglo XXI desconocen totalmente y que enriquecen el entorno.

Cita en su obra de 1904, 6 años antes del inicio de la Revolución Mexicana, que "las minas de Pozos ya existían antes de la conquista abiertas por indios, recibiendo en camas los cielos de las labores que seguían la veta, para lo cual desprendían las capas valiéndose de cuñas de madera, mojándolas, cuando ya estaban en su lugar y atacando de cal las cuarteaduras que igualmente mojaban para que hiciera el efecto de explosivo. Todavía se pueden observar la shuellas de la cal en labores u cielos de las primitivas minas, así como muchos pozos o pequeños tiros, hasta de seis metros de profundidad, con el ahonde hecho a fuego. El Señor Barón de Humboldt, explicando cómo en México son muy diversas las formaciones de las minas de mercurio, hace notar que las de Pozos se componen de mantos de pizarra arcillosa, que encierran madera petrificada y hornaguera o carbón de piedra, y por fina, la pizarra arcillosa que cubre inmediatamente el mineral de cinabrio. Por esto es que aún quedan las ruinas de hornillas llamadas picos, donde se hacía la fundición del cinabrio y de la plata plomosa".

"Ya en 1585, aparece la fundación del Palmar de la Vega, Frontera de Chichimecas y en seguida San Pedro de los Pozos, la noticia de haber en el lugar minas abiertas, atrajo a los colonos primero, y en seguida, el año de 1592, a los jesuitas, tomando a su cargo la explotación de las minas, particularmente la de Santa Brígida, que disfrutaron a tajo abierto, y donde dejaron obras positivamente colosales, si se atiende al trabajoso sistema minero de la época. EL tiro general, con figura de hectágono, obra correcta y grandiosa y los picos ú hornos de la fundición de entonces, son monumentos que pregonan la riqueza y el trabajo minero en el ahora Estado de Guanajuato".

Prosigue el autor de esta hermosa obra de Geografía de Guanajuato de principios del siglo XX, que "sin duda estuvieron abandonadas las minas durante las sucesivas revoluciones, en particular las de Sierragorda, tan funestas en Pozos y su contorno, hasta que después de un largo lapso de tiempo, el Sr. Don Francisco Parkman, de Guanajuato, tomó por su cuenta Santa Brígida; en seguida D. Francisco Villanueva, apasionado y pobre minero, acompañado de D. Pedro Sumarán, descubrieron las minas del pie del Cerropelón, y como Villanueva tuviera mil dificultades para trabajar su predilecta mina, quiso distinguirla con el significativo nombre de "Las Angustias".

"De 1888 data el nuevo auge de Pozos, habiéndose cambiado como por encanto el miserable estado del pueblo y del Mineral; pues por decreto número 22 del XVII Congreso, se erigió en ciudad la población de Pozos, con el nombre de Porfirio Dïaz, y por los decretos 37 y 38, fechados el 26 de octubre de 1897, quedó formado el Partido judicial, siendo Ciudad Porfirio Díaz la cabecera, con las Municipalidades de Iturbide, Tierrablanca, Santa Catarina y Atarjea; y el Distrito Político se formó con los mismos límites que tuvo el Municipio de Pozos".

"Cuenta la ciudad con una buena Casa Municipal y con el edificio de las escuelas a que ya se hizo referencia, ambas construcciones llevadas a término con los fondos municipales, el primero siendo Jefe auxiliar D. Ignacio Barrera, y el segundo, siendo el que esto escribe, primer Jefe político del Distrito", finaliza el mismo maestro Pedro González este capítulo.

GLOSARIO:
@= arroba, arrobas
lbs= libras

BIBLIOGRAFÍA:
Geografía del Estado de Guanajuato
 Lecciones escritas para dar a conocer esta fracción de la república Mexicana a los profesores de instrucción primaria y a la juventud misma
Pedro González
Tipográfica de la Escuela Industrial Militar "J.O.G."
Año 1904



Título original
Oktyabr (October)

Año
1928

Duración
100 min.

País
Unión Soviética (URSS)

Dirección
Sergei M. Eisenstein,  Grigori Aleksandrov

Guion
Sergei M. Eisenstein, Grigori Aleksandrov (Libro: John Reed)

Música
Edmund Meisel (Versión restaurada: Dimitri Shostokovich) (Película muda)

Fotografía
Eduard Tissé (B&W)

Reparto
Vassilli Nikandrov,  Boris Livanov,  Eduard Tissé,  Nikolai Podvoisky,  Nikolay Popov

Productora
Sovkino

Género
Drama | Cine mudo. Revolución Rusa. Política. Propaganda

Sinopsis
Reconstrucción de los acontecimientos ocurridos desde Febrero hasta Octubre de 1917. Una película en la que, siguiendo la filosofía comunista, no había personajes principales. La habilidad de Eisenstein y su experiencia se ve en los rápidos movimientos y en el ritmo en el montaje, así como en la construcción de intensas secuencias que no fueron bien entendidas por las tempranas generaciones rusas.
El estreno se retrasó hasta 1928 debido a la presión de algunos grupos influyentes y, además, se cortaron algunas escenas. Aparecen en el filme muchos de los protagonistas de la revolución: los Guardias Rojos, los soldados y los marineros.

Críticas
Basada en la misma novela que inspiró "Rojos" (Reds, de Warren Beatty, 1981), se trata sin duda alguna de una de las películas claves del cine mudo. Una obra maestra con impresionantes y elaboradas escenas que confirmaron a Eisenstein como uno de los directores más importantes del cine mundial.

Flanqueado por los cuerpos sin vida de los Hermanos Sierra, el Beato Fray Elías del Socorro Nieves, o.s.a.,
martirizado por odio a la fe en la época de la Persecución Cristera en México.
Eugenio Amézquita Velasco

En su obra, "Semblanza Biográfica del Siervo de DIos R.P. Fr. Elías del Socorro Nieves, o.s.a., Fray Nicolás P. Navarrete, o.s.a, narra de manera precisa el martirio del ahora Beato Padre Nieves, acaecido en las afueras de Cortazar, Gto., en el camino que conduce a la comunidad de Cañada de Caracheo.

"Eran las diez de la mañana del 10 de marzo de 1928, cuando empezó a moverse la tropa, llevando en medio al Padre Elías del Socorro Nieves OSA; montado en el caballo güero de los Sierra y a éstos, a pie. A las once, llegaron a la Hacienda de Las Fuentes y allí hicieron alto, entrando a la casa que hoy está en ruinas".

"Allí dejó a los reos, bajo la custodia de los soldados, y con su asistente se fue el Capitán Márquez a Cortazar en un automóvil. Allá localizó, en casa de Don José Aguilar, a Don Toribio Martínez, llevándolo consigo a Las Fuentes. El objeto era pedirle, delante del Padre, los dos mil pesos que había ofrecido por su rescate. Al entrar, el Padre le hizo a Toribio na seña de negación. Por eso, cuando el capitán le dijo:"

"-Amigo, usted me prometió dos mil pesos para libertar a su Cura..."

"Don Toribio le respondió:"

"-No los tengo. Si usted me hubiera tomado la palabra cuando se los ofrecí en La Cañada, los hubiese conseguido entre los parientes, pero ahora ya no es tiempo, porque todos se han separado de allí".

"-Pues ahora me los da, por voluntad o por la fuerza -rugió el capitán-."

"-No, hijo -terció el Padre que ya tuteaba a su próximo verdugo-, ya te he dicho que Toribio no está en posibilidad de dar ese dinero y yo no necesito ni quiero rescate".

"Tanto el Padre como Toribio habían comprendido que el capitán quería coger el dinero sin ninguna intención de dar la libertad que falsamente prometía."

Ante su negativa, el capitán mandó a su asistente que en el mismo coche regresara Toribio a Cortazar. cerca de la entrada de la ciudad, el asistente detuvo el coche y dijo a Toribio:"

"-Váyase ya de aquí y escápese antes de que otra cosa suceda."

Beato Fray Elías del Socorro Nieves, o.s.a.
"Como él rehusara bajarse, porque comprendió que trataban de aplicarle la ley fuga, el soldado quiso forzarlo y entonces Toribio lo cogió fuertemente del cuello, apretándole hasta hacerle gritar. Así fue como convino en llevarlo y dejarlo pacíficamente en su casa de Cortazar."

"Mientras tanto, en Las Fuentes, el capitán, furibundo, injuriaba al Padre y a los Sierra, ordenando al fin su fusilamiento. Antes de salir de la casa de la Hacienda, el Padre administró el sacramento de la Penitencia o confesión a sus fieles compañeros. Sacáronlos a los tres hacia el camino y antes de llegar al lugar de la ejecución, José Dolores empezó a temblar presa de gran pánico."

"Dos soldados lo cogieron del brazo llevándolo casi en peso. Ya colocados de espaldas al muro, cuando apenas se formaba el cuadro de ejecución, Dolores se desplomó, víctima seguramente de un ataque cardiaco. Jesús, en cambio, estaba sereno y firme, delante de sus verdugos; rehusó que lo vendasen y al decirle que se hincara, exclamó:"

"-Yo me arrodillo delante de Dios y de sus ministros, no ante uno... como ustedes."

"Entonces, un soldado le disparó al epigastro para doblegarlo, lloviendo enseguida el fuego de los demás fusiles, cuyas detonaciones ahogaron el grito de la víctima, que selló su vida:"

"-¡Viva Cristo Rey!"

"Al darle el tiro de gracia, lanzaron una descarga sobre Dolores, que ya había muerto de muerte natural".

"Al caer sus buenos feligreses, el Padre les impartió una absolución más y su bendición, al mismo tiempo que les decía:"

"-¡Animo, hijos míos! Pronto nos veremos en el cielo..."

"-Ahora vas tú, Cura hipócrita, -dijo el Capitán a Fray Elías- a ver si morir es decir Misa."

"El Padre le rogó que no lo fusilara allí, sino más adelante, en el lugar que él mismo señalaría. Encargó a dos vecinos de Las Fuentes, que estaban allí, recoger y dar cristiana sepultura a los cadáveres de los Sierra, y de pie, con paso seguro, siguió adelante en medio de los soldados".

"Márquez ordenó que se quedaran únicamente cinco soldados y los demás siguieron hasta Cortazar, donde los alcanzaría. Como entre ellos se fueron el comandante Carmona y el comisario Ruiz, al rendir su testimonio, no pudieron informarnos nada acerca de los últimos momentos ni de la muerte del Padre."

"Fuera de los soldados, no hubo más testigos que una señora Raymunda García que tenía un pequeño comercio en Las Fuentes y que ya murió hace algunos años. Su testimonio lo he obtenido tanto de ella como de Román Ramírez Rojas, vecino actual de Cortazar (Zaragoza 71) y que en aquel entonces trabajaba como labrador en una propiedad rústica de dicha señora. Ella pasaba por el camino en los momentos en que llegaban los soldados con el Padre junto al poste del teléfono, que ya nos e conserva y que estaba entonces frente al mezquite donde está la cruz que señala la tragedia. Lo que Doña Raymunda vio y oyó, escondida en un matorral cercano, coincide y concuerda sustancialmente con lo que me escribieron a mí en carta anónima que recibí en Roma, a fines de marzo de 1928, y que fue la que me sirvió de base documental para el folleto que escribí y publique en España al año siguiente."

"Por lo mismo, mientras no se demuestre lo contrario o se tenga una versión distinta más documentada sobre el sacrificio el Padre Nieves, queda en pie aquello de lo primer folleto, que no inventé con fantasía de poeta -como alguien ha insinuado-, sino juzgue en conciencia qe era un hecho histórico".

"A tiro de piedra de un puente que está sobre el camino real, y a tres kilómetros bien medidos del centro de Cortazar, el Padre Nieves dijo con sencillez a Márquez:"

"-Aquí, mi capitán. Permítame nada más unos momentos para encomendar mi alma a Dios."

"Se retiró junto al mezquite y oró como un cuarto de hora, seguramente delante del crucifijo que llevaba colgado al pecho. Era su preparación próxima para celebrar su última misa, aquella misma a que el capitán había hecho alusión, cuando le dijo: A ver si morir es decir Misa."

"Claro que sí. Un sacerdote que muere por la causa de Cristo, ofrenda un verdadero sacrificio, en el cual -a semejanza de su Divino Maestro- se confunde y se unimisman, en una persona, el oferente y la hostia, que es carne y sangre separadas por la muerte".

"Y cuando la oblación es generosa, con ánimo pronto y alegre, la donación de la vida por el Amaso es el más puro testimonio de amor. Además, por la incorporación del sacerdote al Cuerpo Místico de Cristo, es otro Cristo y por la participación de su eterno sacerdocio, es en cierto modo el mismo Cristo, según la frase lapidaria de San Agustín: Si christianus, Alter Christus, sacerdos, ipse Christus".

"Al inmolarse pues, un sacerdote como sacerdote, en cierto modo se inmola Cristo con él. Y esa es la mística sublime del sacrificio de amor en la Cruz".

"La Cruz del Padre Nieves iba a ser el mezquite, árbol espinoso de fruto dulce y de madera resistente y refractario a la polilla del tiempo. En efecto, se colocó de despaldas al mezquite, junto al poste, abrió sus brazos en cruz y exclamó:"

"-Capitán, estoy listo para morir por mi religión."

"Formáronle entonces el cuadro y, cuando ya los soldados apuntaban al blanco, aplazó todavía unos minutos la orden de fuego, como si el capitán vacilara en consumar aquel crimen. Visiblemente nervioso, preguntó al Padre la hora. Este sacó su reloj y le dijo que faltaban cinco minutos para las tres y, alargando su mano ungida y dadivosa, dijo a Márquez:"

-Como un recuerdo de un servidor, acepte este reloj y esta cobija, que algún día podrán salvarle".

"El Capitán tomó los regalos con cierta indiferencia, y el Padre repartió otras cosas pequeñas que traía entre los soldados, sin olvidar a ninguno".

"-Ahora, -suplicó Fray Elías con sencillez-. arrodíllense todos para darles mi bendición sacerdotal, en señal de perdón".

"Los soldados, como si les moviese un resorte, cayeron de rodillas, pero el capitán -reaccionando con soberbia satánica-, exclamó:"

"-Yo no necesito bendiciones de Curas, a mi me basta mi pistola."

"Y disparó sobre el fraile bendito, en los momentos en que éste trazaba sobre los soldados la señal de la Cruz."

"Sólo le faltó decirles: "Idos ya, la Misa ha terminado". ¿Quién sabe si lo dijo en secreto, allá en el fondo del alma?"

"Lo que sí proclamó al caer, con voz clara y ungida de piedad, fue la suprema victoria de los héroes de la Cruz:"

"-Dios te perdone, hijo mío, ¡Viva Cristo Rey!"

"Eran las tres de la tarde -hora sagrada- del sábado 10 de marzo de 1928."

"A la misma hora que el Divino Redentor, cayó el hombre sencillo, el religioso humilde el sacerdote apostólico, el siervo fiel, el buen pastor, que dio la vida por sus ovejas".

"Se llamaba Fray Elías del Socorro Nieves y su nombre ya no se borrará del recuerdo de los hombres. Esperamos que su alma, bautizada en la sangre que animó, haya volado en el acto al Cielo."

"Y que un día el Señor -que pidió a los suyos el testimonio de la sangre- corone su propia obra, inspirando a su Iglesia para que dictamine, con fallo inefable, que Fray Elías del Socorro Nieves merece el INRI de Mártir Agustino Mexicano de Cristo Rey."

"El capitán Márquez -en las tres entrevistas que celebré con él en su domicilio de Ocotito, Gro., afirma que es católico y niega haber sido el ejecutor del P. Nieves, aun cuando admite que ciertamente Leonardo Rodríguez lo dejó bajo su custodia."

"Está de acuerdo en todo el relativo anterior al fusilamiento. Pero al llegar al momento trágico, dice que nada sabe, porque no estuvo presente. En la última entrevista me pidió que no volviese a tratar ese asunto, porque se siente muy nervioso, al grado que no puede dormir en dos o tres noches".

Ante los reiterados ruegos de que nos dijera toda la verdad -principalmente sobre el motivo que le indujo al Sacrificio del Padre-, se limitó a exclamar varias veces:"

"-Lo que yo sé decirles es que el Padre Nieves murió cono un héroe y como un Santo. Y eso basta."

Es conveniente agregar el testimonio de doña Raymunda, quien se encontraba escondida en el lugar presenciando el martirio.

"Tan luego como Doña Raymunda -la testigo escondida en un matorral- vio que el capitán Márquez le disparo el tiro de gracia a un lado de la ceja izquierda e hizo que los soldados arrimaran el cadáver junto al tronco del mezquite y luego, montando en sus caballos, echaron a correr rumbo a Cortazar, como si huyesen de su víctima; la buena mujer salió de su escondite y se acercó al cuerpo ensangrentado que estaba tendido hacia el costado izquierdo y con los brazos abiertos, en leve forma de cruz."

"Con gran reverencia tomó la mano derecha para besarla y oyó aún la voz entrecortada del moribundo que decía: Hombres de poca fe..."

"Sobrecogida de temor, se retiró y siguió su camino a Las Fuentes, para dar aviso de la tragedia que acababa de presenciar."

Tomado de:
Semblanza Biográfica del Siervo de Dios
R.P. Fr. Elías del Socorro Nieves, o.s.a.
Fr. Nicolás P. Navarrete, o.s.a.
Año 1994


Busto en bronce del Beato Padre Nieves. Parroquia Nuestra Señora de los Dolores.
Cañada de Caracheo.

Actual casco de hacienda donde se dice pasó sus últimas horas el Padre Nieves.

Cueva o gruta del Padre Nieves.

Exvotos en la cueva o gruta del Padre Nieves.

Vista general de la cueva del Padre Nieves.

Cueva del Padre Nieves.

Monumento al Padre Nieves.
Placa alusiva a los Hermanos Sierra.

La romería a Cañada de Caracheo, tras el martirio del Padre Nieves.

Monumento al Padre Nieves, en Cañada de Caracheo.

La Cueva del Padre Nieves.

Acceso a la gruta o cueva del Padre Nieves.

Capilla al aire libre en la Gruta del Padre Nieves.

Placa alusiva.

Templo Parroquial de Nuestra Señora de los Dolores. Cañada de caracheo.

Restos mortales, reliquias de primer grado del Beato Fray Elías del Socorro Nieves, o.s.a.

Lápida de los Hermanos Sierra.
Ubicación Geosatelital del Templo Parroquial de
Nuestra Señora de los Dolores. Cañada de Caracheo, Gto.




Ubicación Geosatelital del sitio donde fue martirizado
el Beato Fray Elías del Socorro Nieves o.s.a.



Santa Cruz de Juventino Rosas. Parroquia y Jardín Principal. Año de 1946

Eugenio Amézquita Velasco

SANTA CRUZ DE JUVENTINO ROSAS.- El historiador Víctor Manuel García Flores señaló que existe una lista de 50 personas, que llegaron a ser importantes protagonistas de Santa Cruz de Juventino Rosas, Guanajuato.

La mayoría son excelentes santacrucenses, nacidos en esta tierra o algunas extraordinarias personas que nacieron fuera, pero hicieron algo de aquí y que dieron lustre a este sitio.

El investigador y abogado indicó que “principalmente hay personas conocidas internacionalmente, o en la República o en Guanajuato; o personas, que solamente fueron conocidos en Santa Cruz de Juventino Rosas”.

“Son parte de la historia de nuestro municipio, en esta ciudad cabecera y en las localidades en diferentes actividades: músicos, artistas, deportistas, políticos, fundadores, refundadores, eclesiásticos, insurgentes, militares, pedagogos, médicos, curanderos, alcaldes, jefes políticos, presidentes municipales, diputados, mártires, revolucionarios, periodistas, escultores, pintores, promotores, hacendados, agricultores, profesores, etc, que son parte de la historia”, precisó.

“Pero en esta lista, se encuentran únicamente quienes ya no viven, siendo más realmente histórica su vida; para ser, principales protagonistas de Santa Cruz de Juventino Rosas”, finalizó.

Lic. Víctor Manuel García Flores

Los 50 personajes

Por su origen netamente santacrucense o porque realizaron acciones que dejaron huella en este lugar, la lista de los 50 personajes protagonistas de Santa Cruz de Juventino Rosas, Gto.

Nombre/Actividad

01. Juventino Rosas Cadenas/Músico
02. Gumersindo España Olivares “Sshinda”/Juguetero
03. José Figueroa “Suchita”, “Mariachi Figueroa”/Músico
04. Arnulfo González Gómez“El Ranchero”/Ciclista
05. Mario Franco Moreno “Mario y su Desafinado 4”/Músico
06. Ignacio López/Constituyente
07. J. Jesús Arellano Navarro/Músico
08. Baltasar de Zúñiga Guzmán Sotomayor y Mendoza/Virrey
09. José de Villa y Urrutia/Teniente Gral.
10. José Francisco María de Sardaneta y Parra/Primer Srio.
11. Francisco R. Lerma Vázquez/ Refundador
12. Francisco María Arroyo/ Sr. Cura
13. Francisco Yépez/Jefe Político
14. Andrés Delgado Mendoza “El Giro”/Insurgente
15. José Benito López “Chepe Benito”/Insurgente
16. José María Pérez Campos/ Pedagogo
17. Agustín de Iturbide y Arámburu/Militar y Político
18. Francisco Eduardo Tresguerras/ Arquitecto
19. Pedro Salazar Alarcón/ Primer Médico
20. Gustavo Cabrera Franco/ Gran Médico
21. María Graciana /Curandera
22. Nicolás Bravo Rueda/Militar y Político
23. Anastasio Bustamante y Oseguera/Militar y Político
24. Evaristo G. Bustamante/Mártir
25. Mariano Olivares Prado/Mártir
26. J. Jesús Zárate Damián/Periodista
27. José María Vázquez/Sr. Cura
28. Diego Ramírez y Fuentes “Fray Serafín”/Sr. Cura
29. Raymundo Flores Acosta/Político
30. Rodolfo Mendoza Grande/Político
31. José Bravo/ Primer Vicario
32. Antonio Rico/ Primer Alcalde
33. Jacinto Ramírez/Alcalde Ind.
34. Juan Arago/ Político Ind.
35. Crescenciano Olivares Prado/ Pte. Municipal
36. J. Jesús Márquez Montoya/Periodista
37. Ángel Paniagua Flores/ Primer Pte.
38. David Guerrero Vázquez/Pte. Municipal                                       
39. Josefina Villagómez/Profesora
40. Hilaria Morales/Profesora
41. Eduardo Camacho “Fray Eduardo”/ Sr. Cura
42. Raúl Cerrito Lucatero/Escultor
43. J. Jesús Lerma Campos/Pte. Municipal
44. Francisca López/Profesora
45. Juan Aguirre “Hermanos Aguirre”/Músico
46. Pedro López V., “Brujo Mayor”, “Alma Grande”/Curandero                                         
47. Pedro M. Aguirre/Músico
48. María del Carmen Hernández/Profesora
49. Juan Yépez/Político y Rev.
50. J. Ascensión Olivares Figueroa/Músico 



David Carracedo
Cronista de Comonfort


Las tortillas ceremoniales se conocían como “tortillas pintadas”, o tortillas con dibujos, no se deben confundir con las tortillas a cuya masa se añade un colorante vegetal y salen en bellos tonos de verdes y rojos o cualquiera otro. 

 El término de Tortillas Ceremoniales es acertado, no obstante que sólo se utilice en el contexto de las ferias artesanales, eventos oficiales o promoción turística.  A grandes rasgos se puede decir que son Tortillas Ceremoniales son una hermosa y antigua tradición que practican algunas comunidades de la cuenca del Río Laja, concretamente de los municipios de Allende y Comonfort, en Comonfort nos referimos a las comunidades de Orduña, Morales, La Palma, por citar algunas, en estos lugares  a las tortillas, en su confección, se les añade un hermoso y simbólico dibujo producto de sabias y depuradas técnicas que trataremos de describir. 

Son ceremoniales porque se les utiliza en las festividades, principalmente religiosas de estas comunidades y, en menos ocasiones, en festejos particulares; es decir, no son de uso cotidiano.
El proceso de elaboración parte de una tortilla común, bueno ni tan común, tortilla hecha a mano y de maíz, como a todos nos gusta. De paso espero que nunca lleguen a existir máquinas de estampar tortillas, pero quizá cabe mencionar que en alguna ocasión que ponderábamos la exquisitez de las tortillas hechas a mano, don Guillermo Velázquez recordó una cuarteta al respecto:

Eres tortilla corriente
de esas de tortillería
tardas pa’ que te caliente
y luego, luego te enfrías.

Ya cada lector sabrá si extrapola estos versos para referírselos a su pareja haciendo una metáfora no implícita. Regresando a dónde estábamos antes de que me perdiera  en mis remembranzas, si la tortilla se fabrica de manera tradicional, dándole forma con una prensa, el dibujo se impregna con la utilización de un tinte natural obtenido de una planta llamada muicle (justicia spiciglera), que se hierve o se coloca en el comal según el método preferido de la especialista.  El dibujo se plasma en la tortilla mediante el uso de un molde de madera de mezquite en sobrerrelive, que recibe el congruente nombre de Pintadera.



Estas pintaderas tendrán un espesor de tres o cuatro centímetros y el diámetro del dibujo (aunque el molde puede ser cuadrado y con mango), de unos quince centímetros.  El proceso de fabricación es sumamente arduo, como es de imaginarse se trata de quitar a la superficie de la pintadera, unos tres milímetros de todo lo que no se desea transferir a la tortilla, para crear el relieve con el dibujo.

 La buena noticia es que una vez terminada la pintadera, ésta durará varias generaciones, como está comprobado, llenando las tortillas ceremoniales con símbolos religiosos, flores, animales o lo que sea congruente con el motivo de las celebraciones,  del gusto del artesano o de quién encargo el artefacto. No es raro que, para aprovechar el mezquite, la Pintadera tenga dibujo en ambas caras. 

Últimamente se fabrican pintaderas en madera de pino, lo cual es comprensible y, créame, yo sé de eso, tallar madera de pino es cuatro o cinco veces más fácil que tallar madera de mezquite, sobre todo para hacer un sobrerrelive. Pero necesariamente no será tan duradera como la fabricada en mezquite, y no es de dudar que el tatarabuelo de alguien por eso decidió utilizar mezquite, para garantizar, como ya dijimos, que su esfuerzo y su pericia serían patentes durante siglos. 

Como se intuirá, el molde tiene que ser tallado en sentido inverso a lo que se quiere transferir a la tortilla, como se hace con un sello de goma, esto amerita un poco más de cuidado, sobre todo si lleva algún texto, o si, por ejemplo se va a plasmar la Santísima Trinidad, será engorroso que el Hijo aparezca a la izquierda del Padre.

Pero todavía no le digo como es el proceso, a reserva de que mi explicación parezca una receta le diré que la masa, luego de que sale de la prensa, se coloca en el comal, pero no hasta su cocción total, digamos que a la mitad nada más.  Entonces, utilizando un olote como brocha, se aplica el muicle sobre la pintadera y, a continuación, se coloca la tortilla a medio cocer sobre esta y se presiona un poco. La tortilla se impregnará con el tinte y transferirá el motivo. Regresa al comal y se  coloca con la cara que recibió el dibujo hacia abajo.



Eso es todo, se dice muy fácil pero, como es fácil entender, se requiere de mucha habilidad y práctica para que el resultado sea tan bello como lo llegamos a ver. Ahora bien, es evidente que esta es una forma de expresión artística con un significado y un simbolismo muy profundos, pero lo que motivó a los primeros pobladores de estas comunidades a desarrollar esta tecnología, encontrar un tinte y fabricar pintaderas es algo que queda, necesariamente, perdido en los años transcurridos desde entonces, y sabemos, como siempre en estos casos, de testimonios de gente muy mayor que nos dice que su abuela le contó que cuando ella, la abuela, era niña ya se pintaban las tortillas con esta técnica, pero no podemos precisar en que momento surge esta práctica que acabó por volverse una hermosa tradición, pero permítaseme otra digresión, parafraseo a Canek en la obra de Abreu Gómez:  “—Aunque no se conozca, existe el número de las estrellas y el número de los granos de arena. Pero lo que existe y no se puede contar y se siente aquí dentro, existe una palabra para decirlo. Esta palabra, en este caso, sería inmensidad. Es como una palabra húmeda de misterio. Con ella no se necesita contar ni las estrellas ni los granos de arena. Hemos cambiado el conocimiento por la emoción: que es también una manera de penetrar en la verdad de las cosas.”

Después de algo tan bello me siento fuera de lugar tecleando mis ideas, pero muy al margen de las verdaderas motivaciones que tuvieron quienes decidieron pintar tortillas, hace muchos años, hoy en día podemos imaginarlo y, más aún, algo de esta motivación se habrá transmitido, más sutil que explícitamente, de madres a hijas y hoy día, cada una de las sabias mujeres que hacen estas tortillas tendrá o intuirá que le significa personalmente realizarlas al mismo tiempo que sabe o intuye que tanto de lo que le viene de herencia se patentiza en cada una de sus pequeñas, y comestibles, obras de arte. 

Ahora permítame otra digresión, hoy ando muy digresor: Chamacuero ha estado poblado por pueblos civilizados desde hace más de dos mil años. Desde que recibió su nombre hace 670 años su poblamiento ha sido constante, cuando los españoles llegaron, casi doscientos años después, había un núcleo de población indígena donde una buena parte, una mayoría,  eran de origen otomí, aunque en esta región convivieron pacíficamente, grupos de diferentes orígenes.



Si uno ve, en los archivos parroquiales, la cantidad de libros dedicados al registro de nacimientos, matrimonios o defunciones dedicados a “Indios y castas” y el número de libros dedicados a “españoles”, comprende en una ojeada, que la población de los primeros era 10 veces superior a la de los segundos, luego entonces, no es un despropósito decir que todos los chamacuerenses descendemos de los otomíes, unos no nos consideramos merecedores de tal honor, otros no se preocupan de asumirse como tales, aun cuando incluso conocen la lengua Ñah Ñuh, lo cual no implica que no se sientan orgullosos de sus abuelos y sus ancestros a los que escucharon muchas veces hablar en esta lengua.

¿Y por qué mi digresión? Hace unos doce años, esta tradición comenzó, merecidamente,  a llamar la atención de las instituciones relacionadas con la cultura, a nivel municipal y estatal. Qué bien, pero no sé en qué momento se perdió la percepción de que esta tradición se ejerce actualmente en varias comunidades del municipio, sin que a las personas que la ejercen les haya interesado asumirse como otomíes, sin que por ello renieguen de su origen, pero pretender que ésta o cualquiera otra tradición es más valiosa por ser propia de un grupo indígena, o pero aún que es exclusiva de éste, me parece un despropósito y una sobrevaloración que, por ese motivo, brinda una visión demasiado estereotipada de la realidad de los habitantes de nuestro municipio y en este caso particular de las sabias mujeres que con el gusto heredado por esta tradición elaboran sus tortillas, por motivaciones que en realidad sólo ellas conocen pero, me consta, no son nunca una pose para los promotores culturales o turísticos ni para los medios de comunicación que, a veces, y con sobrado merecimiento, reparan en tan bella práctica. 

Ojalá que tan ajenos preceptos no consigan permear hasta el espíritu de la práctica de esta tradición y las personas que a ella se avocan no se crean obligados a decir: “Vamos a hacer Tortillas Ceremoniales Otomíes”, sino que cada uno de ellos se asuma como tal, como otomí, en la medida que por sus convicciones o motivaciones propias así lo considere. No por nada, durante siglos, los chamacuerenses, todos, han ejercido su cultura y sus tradiciones, sin importarles la forma en que los bienintencionados investigadores, incluido este cronista, quieran encasillarlos, aun cuando sea para otorgarles un mérito que nunca han necesitado.













Víctor Manuel García Flores 

     EL valle de Tehuacán es una planicie localizada en el sureste del estado de Puebla, México. Está limitado al norte por el valle de Tepeaca; al sur, termina en la Cañada de Cuicatlán; al poniente está separado de la Mixteca por la sierra de Zapotitlán, y al oriente, la sierra de Tehuacán lo separa de la Sierra Negra y el Citlaltépetl. Situado entre los estados de Puebla y de Oaxaca, con un poco más de 150,00 hectáreas. El valle de Tehuacán y Cuicatlán, es el hogar de cactus gigantescos y del águila real. Patrimonio Mundial de la Humanidad, por la Unesco.

     El valle se caracteriza por la sequedad de su clima. Con un promedio anual de lluvia bastante reducido, el valle tehuacanero alberga principalmente especies vegetales y animales propias de tierra caliente y seca. Numerosos son los endemismos de la región, y dado que el nivel de modificación de la región natural por parte del hombre ha sido bastante reducido, ha sido declarado área natural protegida, como parte de la Reserva de la Biósfera Tehuacán-Cuicatlán. El valle de Tehuacán forma parte de la cuenca hidrológica del río Papaloapan, y es surcado por ríos como el Tehuacán, el Zapotitlán, el Zapoteco entre otros

     Alrededor de milenios antes del presente, el valle de Tehuacán fue uno de los focos primigenios de la domesticación del maíz. Indicios de los procesos que llevaron a los mesoamericanos a dominar el cultivo de ese cereal que hoy día sigue siendo de vital importancia para los habitantes de la región, se han encontrado en la cueva de Coxcatlán, Ajalpan y otros sitios de la zona. Esto ha sido posible porque el clima de Tehuacán es tan seco que impidió la descomposición de los xilotes de los primeros maíces cultivados en la zona.

     Durante la etapa lítica fue, en los más antiguos tiempos de la ocupación humana en Puebla, uno de los sitios más importantes que comienza con la llegada del hombre a México, alrededor del año 20,000 antes de Cristo y concluye hacia el 7,000 a. de C., con los primeros indicios de agricultura, el valle de Tehuacán fue el escenario del desarrollo de un grupo humano que con el tiempo habría de convertirse en uno de los primeros cultivadores del maíz en Mesoamérica. Los indicios más antiguos de la presencia humana en Puebla provienen de El Riego, fechados con carbono 14 en el año 12,000 antes de Cristo.

     Se ignora el idioma que hablaban y como se autodenominaban los primeros individuos llegados al actual territorio mexicano. No se sabe si se organizaban en clanes o en tribus.

     Investigaciones realizadas en la década de los sesentas del siglo XX, en el valle de Tehuacán, región semidesértica que abarca la parte sur del estado de Puebla y la faja septentrional de Oaxaca, aportaron muchos datos del sinuoso camino que recorrieron los primeros inmigrantes para formar las civilizaciones prehispánicas.

     Hace 12,000 años antes de Cristo, merodeaban en el valle de Tehuacán, decenas de nómadas cazadores y recolectores de plantas silvestres, sin saber si andaban desnudos o se cubrían con alguna piel del animal de los que cazaban.

     La población de este valle, aumentó a 15 bandas todavía nómadas, pero que en primavera y verano, acampaban y hacían vida comunal que facilitaba el intercambio de conocimientos, hace 7,000 años antes de Cristo.



     Se descubre en el valle de Tehuacán, que hace 5,000 años antes de Cristo, salió la agricultura que obliga a los aún nómadas, a convertirse en sedentarios para cuidar sus cultivos y así nacen las primeras civilizaciones. Surgen las especialidades, al almacenar sus cosechas y tener resuelto el problema de la alimentación; además, tenían suficiente tiempo libre para dedicarse a otras actividades; así, nacen los brujos y los ritos; los artesanos que hacían canastos, petates tejidos y trabajos en madera; y, los precursores alfareros que pulían la piedra para fabricar metates y molcajetes. En el tiempo libre ideaban modos de vida mejores, pensaban como obtener siembras más productivas, inventando utensilios nuevos.

     En este mismo valle, se encontró un gran crecimiento demográfico y que aparecen ya semillas de aguacate, chile y calabaza de hace 4,000 años antes de Cristo.

     Asimismo en valle de Tehuacán, desde hace 3,000 años antes de Cristo, ya consumían maíz cultivado de mayor tamaño que el silvestre.

     En este valle, ya se habían establecido viviendas permanentes que formaban pequeñas aldeas, cerca de las terrazas de los ríos. Las aldeas se componían de cinco a diez casas subterráneas. Ya se cultivaba el frijol y los habitantes del valle habían creado coas y azadones, para ayudarse en los cultivos, hace 2,500 años antes de Cristo.

     También se encontró en el valle de Tehuacán, que hace 2,000 años antes de Cristo, surgió mejor la alfarería por la necesidad de contar con recipientes para almacenar agua y semilla, se empieza a usar más el barro, que la piedra.

     Además en este valle, las ollas y vasijas enriquecieron las dietas de sus moradores, con alimentos cocidos y ya no únicamente asados. Se crea el tamal y con los comales de barro que ya se usaban, vendría la tortilla. Asimismo, se fabricaron telas de algodón y fibra de yuca o maguey, hace 1,500 años antes de Cristo. Los habitantes del valle de Tehuacán, ya estaban en  el primer periodo de desarrollo de las culturas mesoamericanas: el Periodo Preclásico, en el México prehispánico.

Eugenio Amézquita Velasco

Este sábado 9 de febrero, la ciudad de Salvatierra cumple 375 años de haber sido fundada.

SALVATIERRA, GTO.- Hace 375 años exactamente, la ciudad de Salvatierra era erigida como ciudad por el 19o. Virrey de la Nueva España.  El maestro Miguel Alejo López, hace una hermosa descripción de los antecedentes y nacimiento de esta ciudad, considerada por muchos como el Paraíso del Sur de Guanajuato, en su obra "Historia y Evolución de Salvatierra", ubicada por el Gobierno del estado en el año 2010. Les compartimos dicha obra.

En este sitio, en 1644, nació la ciudad de Salvatierra. Actual sacristía del Templo de San Antonio

Antecedentes de la fundación de la ciudad

A finales del siglo XVI", narra el investigador," los poblados indígenas de Guatzindeo y Chochones iban cada vez de más a menos, por la hostilidad constante de los propietarios de las haciendas, por carecer los indígenas de medios propios de vida, y por las enfermedades y epidemias sufridas estos los naturales, que vieron diezmada su población".

"Sin embargo, la intensificación rápida de la producción agrícola y el aumento de la población española y criolla, hacía cada vez más necesaria la fundación de una ciudad en el valle".

"Desde los primeros años del siglo XVII, los pobladores del valle por estar asentados en los linderos de tres jurisdicciones: Zelaya, Acámbaro y Yuririapúndaro, tenían que hacer tramitaciones y gestiones de índole civil o eclesiástica, según el caso, en alguna de éstas. Este problema hacía cada vez más imperiosa la necesidad de tener autoridades propias", explica.

"Al tiempo que, el hospitalillo y convento de Guatzindeo empezaba a quedarse solo, algunos de sus pobladores, criollos y españoles, se mudaron a Yuririapúndaro, y otros cruzaron el río para asentarse en el pueblo de Chochones por el año de 1615. Hubo al menos dos intentos serios para fundar una ciudad en valle. A finales del siglo XVI, los agricultores ricos habían intentado fundar una población en tierras pertenecientes a la hacienda de San Nicolás, los religiosos de la orden de San Agustín en un principio estuvieron de acuerdo y conformes con la iniciativa, pero todo quedó en nada, por el temor de éstos a sufrir pérdida de tierras para la fundación".

"El segundo intento fue para fundar en el sitio de Chochones y que luego ocupó la ciudad, una nueva población que llevaría por nombre Villa Madrid, para tal efecto, el 4 de diciembre de 1636, otorgaron un poder a favor de don Juan Martínez, procurador de la Real Audiencia para llevar a cabo tal empresa, obligándose los vecinos a pagar la cantidad de 2,500 pesos en oro común por cada uno de los oficios, sin embargo, las contradicciones que presentó don Pedro Arizmendi Gugorrón sobre las afectaciones que sufrirían sus tierras, obligó a la Real Audiencia a disponer su suspensión en tanto se resolvía el caso en definitiva", cita.

A partir de 1630 comenzó a trabajar en Guatzindeo como Escribano Real auxiliar del de Zelaya don Agustín de Carranza y Salcedo, quien congregó, alentó, e indujo a los pobladores a reunirse en el pueblo de San Andrés Chochones, para que construyeran allí sus casas y se prestaran mutuamente servicios de protección y buena vecindad.

"En ese año el alcalde mayor de Zelaya nombró a don Juan Izquierdo como teniente de alcalde mayor, para que lo representara en Guatzindeo y Chochones. Fue hasta el año de 1632 cuando los vecinos solicitaron al virrey autorización definitiva para congregarse en Chochones. Su ubicación más probable parece haber sido lo que hoy ocupan las manzanas que quedan al norte del actual convento de San Francisco hasta las que quedan al sur y oriente del templo de Santo Domingo".

"En estos antecedentes encontramos que de hecho existía ya una nueva población, faltaba la autorización real para su existencia legal, la regulación de su vida, y la imposición de un nombre, así como, independizarse de la jurisdicción de Zelaya en lo político y de Acámbaro en lo eclesiástico. Las tierras donde se estableció esta congregación eran de las mercedadas por los virreyes a don Gabriel López de Peralta, dueño de la hacienda de Tarimoro, perteneciente al mayorazgo del mismo nombre fundado por su padre don Gerónimo López de Peralta".

"Todo hace suponer que existió un completo acuerdo entre don Agustín de Carranza y Salcedo y don Gabriel López de Peralta, así como, el beneplácito del virrey de la Nueva España don García Sarmiento de Sotomayor, en el que cada uno tenía sus propios intereses muy particulares. Don Agustín de Carranza y Salcedo vería incrementarse su fortuna, ya que era pobre y de escasos recursos; don Gabriel López de Peralta estimaba que sus tierras podrían resultar beneficiadas con el asentamiento de una nueva ciudad, y buscar a través de ella el poder político; y el virrey, se ilusionó con la existencia de una ciudad que llevara su nombre y lo perpetuara. Fueron éstos los principales personajes que intervinieron en la fundación de la ciudad de San Andrés de Salvatierra. Don Agustín de Carranza y Salcedo fue el principal gestor ante las autoridades del virreinato, don Gabriel López de Peralta proporcionó las tierras para la fundación, y el virrey Conde de Salvatierra y Marqués de Sobroso, décimo noveno virrey de la Nueva España, que firmó el título para la fundación de la Ciudad de San Andrés de Salvatierra, el 9 de febrero de 1644", precisa.

"Don García Sarmiento de Sotomayor, Conde de Salvatierra y Marqués de Sobroso; nació en Galicia a finales del siglo XVI y murió en Lima, Perú en el año de 1659, fue el virrey número 19 la Nueva España del 23 de noviembre de 1643 al 13 de mayo de 1648, después fue trasladado al virreinato del Perú para desempeñar el mismo cargo de 1648 a 1655".

Don García Sarmiento, Virrey
de la Nueva España.
"En la Nueva España sustituyó al Marqués de Villena, de quien Felipe IV sospechaba podía tener vinculación con los revolucionarios portugueses, le tocó un periodo difícil en la vida de la Colonia. Durante su gobierno, ocurrió la gran inundación de la ciudad de México en 1645; estableció el presidio de Cerro Gordo en el camino de México al mineral de Parral; y se celebraron en su gestión, dos autos de fe del Santo Oficio de la Inquisición en 1647 y 1648".

"Don Gabriel López de Peralta nació en la ciudad de México en 1593 y murió en el año de 1647. Fue nieto de Gerónimo López de Peralta, el Viejo ó el Conquistador, quien había llegado con Cortés para tomar parte en la conquista de la capital Azteca, recibiendo merced de tierras por estos méritos. El padre de don Gabriel fue don Gerónimo López de Peralta, el Mozo, quien fundó el mayorazgo de Tarimoro, parte de estas tierras fueron las que don Gabriel ofreció a su Majestad para la fundación de Salvatierra a cambio de ser nombrado corregidor perpetuo de la nueva ciudad y escribano de cabildo, con todos los beneficios que los cargos implicaban".

"Don Agustín de Carranza y Salcedo nació en Valladolid al decir de unos, para otros, en Zelaya a finales del siglo XVI, hombre inteligente y culto, pero pobre, se desempeño como escribano público, primero en Guatzindeo y después en Chochones. Fue el principal gestor para la fundación de la ciudad, recibió el nombramiento de alguacil mayor en el primer Cabildo. En el año de 1660 fue desterrado de la ciudad por un grupo de vecinos afines a los López de Peralta y radicó en Pátzcuaro, volvió años después para morir en esta ciudad el 10 de agosto de 1688, fue sepultado en la capilla mayor del convento del Carmen como consta en el acta asentada en el libro de defunciones número uno del archivo parroquial franciscano: “En el año del Señor, de mil seiscientos ochenta y ocho en el día diez del mes de agosto".

"El alguacil Mayor Agustín de Carranza, hijo de Sebastián de Carranza y de María de Salcedo, viudo de Doña Cathalina de Carriero, en unión y comunión de la Santa Madre Iglesia, volvió su alma a Dios, cuyo cuerpo a los once días del mes de agosto fue sepultado en la iglesia de nuestra Señora del Carmen de esta ciudad, y se confesó sacramentalmente con el Padre Prior de dicho convento, Fray Alberto de la Madre de Dios a quien dejó ordenado testase por dicho Agustín de Carranza y recibió el Santísimo Sacramento eucarístico por Viático, el día veinticuatro del mes de julio, y el de la extremaunción a los seis días del mes de agosto. Fray Pedro de Aguirre. Rúbrica.”"

Placa alusiva a la Fundación de la Ciudad de Salvatierra.

"Además de las voluntades de los anteriores personajes, una larga secuencia de hechos fueron conformando la creación de la ciudad: en 1635, se fundaron las cofradías del Santísimo Sacramento y la de Las Ánimas en el pueblo de Guatzindeo; se estableció el curato en febrero de 1643, con lo que alcanzaron los vecinos de Chochones la autonomía eclesiástica de Acámbaro; y la promulgación del la Real Cédula dada en Cuenca el 12 de junio de 1642 en la que el rey Felipe IV, establecía las disposiciones para conceder títulos y privilegios a varias poblaciones, haciéndole notar al virrey, la conveniencia de otorgarlos como medio para obtener recursos económicos para la Corona".

"Con fundamento en lo anterior, el 1 de octubre de 1643 los vecinos otorgaron poderes para los oficios de Cabildo y se tasaron según la costumbre de la época. Dándole poder a don Agustín de Carranza y Salcedo para gestionar la fundación de la ciudad y se obligaron a avecindarse en ella. El 1 de octubre del mismo año, don Gabriel López de Peralta se dirigió al virrey ofreciéndole a su majestad, el rey, las tierras para dicha fundación, manifestándole lo siguiente: “que en el valle de Guatzindeo, Tarimoro y Chichimecas, de la jurisdicción de Zelaya, tiene cincuenta sitios de estancia para ganado mayor y diversas caballerías de tierra que le pertenecen a cada sitio, con el derecho de agua del Río Grande, zanjas, tomas y presas por merced, para el riego de dichas tierras de bienes de su mayorazgo, que fundaron el Thesorero Gerónimo López de Peralta y Doña Ana Carrillo de Peralta, sus padres; que por ser tan buen valle, temple y comodidades y por el uso del agua de riego y en tan buen distrito y cercanías de otras provincias de las más opulentas de esta Nueva España, valen dichos sitios, estancias y tierras, con las aguas que le pertenecen, con la saca y toma del Río Grande, que el suplicante hizo a su costa, ajusta común estimación 500,000.00, por ser tierras abundantes y fértiles de tan benévolo temperamento, así como para ganados como para labores, rindiendo copiosas y abundantes cosechas de trigo, maíz y otras semillas de que se abastece esta Ciudad y otras provincias reales de minas. . . . Y el suplicante, deseoso, como leal vasallo de su Majestad, del aumento de su real poder, continuando los servicios de sus padres y abuelos, quiero servirle con dicho sitio y tierras y dicha agua para que en aquel puesto, en el paraje que llaman San Andrés Chochones, donde están congregados hasta cuarenta vecinos españoles con sus mujeres, hijos, casas y familias, se funde una ciudad, que el suplicante y los fundadores, para que este debajo del amparo de su excelencia, se llame la Ciudad de San Andrés de Salvatierra, pues se ha de fundar en el tiempo del dichoso gobierno de vuestra excelencia. . . . .”.

"El 17 de noviembre de aquel año se remitió a la capital del virreinato la información de oficio requerida para toda fundación, siendo ésta, confirmada por el virrey cinco días después".

Crónica de la fundación de la ciudad de San Andrés de Salvatierra.

"Ambas solicitudes, la de don Gabriel López de Peralta ofreciendo tierras para la fundación, y la de don Agustín de Carranza y Salcedo promoviendo los poderes para los oficios y la fundación, fueron tramitadas conforme a las Ordenanzas Reales. Es de hacerse notar la diligencia que puso el virrey don García Sarmiento de Sotomayor en el asunto, obviando trámites y dilaciones. Con este interés, dio existencia legal a la nueva ciudad firmando el 9 de febrero de 1644 la Real Cédula, que a la letra dice":

Capilla de la Fundación, actual
sacristía del Templo de San Antonio.
“Don García Sarmiento de Sotomayor, Conde de Salvatierra, Marqués de Sobroso, Comendador de la Villa de Todos los Santos de Maymona, del ávito de Santiago, Gentil Hombre de la Cámara de su Majestad, su Virrey Lugarteniente, Gobernador y Capitán General de esta Nueva España y Presidente de la Audiencia y Cancillería Real que en ella reside, etc. Por cuanta el licenciado Don Melchor Gutiérrez de Torreblanca me ha dado a conocer su parecer el cual y por mí visto, conforme con el dicho parecer y en virtud de lo dispuesto por la Real Cédula dada en Cuenca a doze de Junio del año pasado de mil seiscientos y cuarenta y dos en que su Majestad se sirve de mandar de licencia para nuevas poblaciones en este Reino, para su mayor lustre y aumento, con consideración a las conveniencias, que se espera, resultarán de esta población a la causa pública, y a las que resultan por aumento de la Hacienda Real por las alcabalas y otros derechos que han de producir las contrataciones de los frutos y ganados, y que desde luego están ofrecidos veinte y cuatro mil y  quinientos pesos por doze oficios de rexidores, y de alférez mayor. El de Provincial de la Hermandad; que como se contiene en el dicho parecer, inserto se obligó Agustín de Carranza y Salcedo a la satisfacción de ellos como fiador de las personas en quienes han de quedar los oficios, para pagarlos en tercias partes en tres despachos de flotas, las primeras que partiesen de este Reino para los de Castilla = Por el presente en nombre de su Majestad..."

"Existen contradicciones y diferencias sobre la fecha de fundación de la Ciudad de Salvatierra que han obscurecido este hecho histórico. En su obra Noticias para formar la historia y estadística del Obispado de Michoacán, el canónigo José Guadalupe Romero, en la página 506, afirma que la ciudad fue fundada el 1 de enero de 1643, a moción de un tal Andrés de Alderete, en las tierras que él mismo donó. Pedro Gonzáles en su libro Geografía Local del Estado de Guanajuato, 1904, en la página 166, toma los mismos datos del canónigo Romero", expresa el investigador.

"David A. Brading en su obra Haciendas y Ranchos del Bajío, León 1700-1860, de Ed. Grijalbo, en las páginas 54-55, hace lo mismo que los anteriores y vuelve a  mencionar a Alderete, siendo que este personaje no figura en los documentos de la fundación, ni entre los propietarios o arrendatarios de tierras en el valle de Huatzindeo".

"Manuel Sánchez Valle en su Geografía del Estado de Guanajuato, de Ed. Herrero, 1953, en la página 167, consigna como fecha de fundación el 1 de abril de 1644. Peor aún la afirmación que hace Galindo y Villa en su obra Geografía de México, en la que establece como año de fundación 1647. Los historiadores salvaterrenses Vicente Ruiz Arias, Luis Castillo Pérez y Melchor Vera, coinciden en señalar como fecha de fundación de la ciudad, el 9 de febrero de 1644, lo mismo hace José Rogelio Álvarez en la Enciclopedia de México, en el tomo XI, pp. 500-518. primero oído una misa que se diga al Espíritu Santo, los cuales conozcan de las causas y negocios civiles y criminales que en la dicha Ciudad y cuatro leguas en contorno se ofrecieren y ocurriesen, así de oficio, como entre partes, las cuales señalo por su territorio y jurisdicción, sin perjuicio de tercero: con declaración de que a las poblaciones circunvecinas se ha de dejar su tierra y Distrito como más antiguas, y tanto menos de las cuatro leguas en lo que no alcanzaren, tenga de jurisdicción por aquella parte de dicha ciudad. Y en la administración de justicia procedan con intención de guardarla con igualdad a las partes: con que en las criminales no se pueda proceder a pena de muerte o efusión de sangre, y mutilación de miembro, sino que en tales casos conclusos las causas las remitan a la Real Sala del Crimen, quedando los presos a buen recaudo para que se obre en ello como determinaren".

Puerta de acceso al Templo de
San Antonio


"Y se advierte que los dichos Alcaldes Ordinarios no han de tener jurisdicción para con los indios, porque ha de tocar al corregidor que se nombrare y solo han de poder conocer de las causas tocantes a indios los dichos Alcaldes en prevención, prenderlos y recibir información, y sin proceder a más, remitir las causas al Corregidor. El cual y los dichos alcaldes y regidores, ante el Escribano de su Cabildo, puedan por término de treinta años primeros siguientes señalar a cada vecino dos solares para casa y jardín en la población, y fuera de ella dos suertes para huerta y otras dos para viña y olivar, y cuatro caballerías de tierra para labor, y para el riego de ellas, el agua necesaria de la del Río Grande o acequias, lo cual se entiende en perpetuidad, por merced que en nombre de su Majestad les hago de todo ello con que dentro de dos años edifiquen la casa y hagan vecindad de diez años continuos, que corran desde que se les haga el dicho repartimiento, y dentro de ellos se les prohíbe el poder vender y enajenar lo que se les repartiere, ni cosa de ello".

"Y con declaración de que han de asistir personalmente, sin hacer ausencia so pena que si la hicieren cuatro meses continuos, sin licencia escrita del Cabildo, Justicia y Regimiento, lo pierdan todo, y quede vaco para que lo puedan repartir a otros dos vecinos, que han de ser admitidos dentro de un año a lo más largo, dividiéndose en los dos la heredad de fuera de la población, aplicando la casa edificada al primer vecino enteramente, y al segundo darle solar en que la edifique, y si dentro de un año no se acomodare en esta forma, quede para su Majestad lo que quedó vaco".

"Y se advierte que la licencia para las ausencias la ha de dar la Justicia, Cabildo y Regimiento una vez sola y no más, y en caso que convenga darse dos veces, ha de pertenecer a los señores Virreyes, como también hacer merced de los dichos repartimientos de tierras, aguas y solares, después de pasados los treinta años, que se conceden a la Ciudad y a los que en este tiempo se hicieren de conformidad de la facultad que se concede, han de ser con calidad de llevar aprobación de Gobierno y lo mismo de las elecciones de Alcaldes que se hicieren en cada un año el día del año nuevo, como es costumbre en todas las Ciudades y Villas, que la han de tener dentro de treinta días, con atención a que los electos un año, no lo puedan ser el siguiente, y lo sean siempre los de más votos, y en caso de igualdad, vote el Corregidor, y en su ausencia el Alcalde Ordinario más antiguo, y esa esté por la parte a quien diere el voto; y señalo una legua de tierra de largo, y un cuarto de legua de ancho para ejidos del ganado menor y potrero con que esté cercado y sin perjuicio de tercero".

Al igual que hace siglos, a las afueras del sitio de la fundación, se imparte el catecismo, bajo la dirección
de los Padres Franciscanos. En la gráfica, Fray Héctor Manuel Rodríguez OFM, con los niños del catecismo
"Y así mismo concedo licencia para que puedan hacer a su costa las tomas y sacas de agua del Río y acequia sin  perjuicio de tercero. Y prohíbo y defiendo que sin expresa licencia mía o de los Señores Virreyes mis sucesores, no se puedan admitir por vecino a ninguno de los que lo sea de las poblaciones circunvecinas, como son Zelaya, Salamanca, San Miguel, San Felipe, León, Querétaro, Valladolid, y otras cualesquiera, por tiempo de veinte años. Y asé mismo doy facultad al dicho Justicia Cabildo y Regimiento, que a los vecinos que después de sentada la población vinieren de nuevo a continuarla les pueden dar y repartir la mitad de lo que se dio a los primeros y con las mismas cargas y gravámenes y en caso que se ofrezca quien quiera dar algún dinero por ser admitido a la vecindad, permito que se pueda recibir con que no pase de ciento y cincuenta pesos que se han de ir aplicando para propios de la dicha Ciudad y esto por los dichos treinta años, solamente y con que intervenga aprobación de Gobierno en las tales vecindades".

"Y así mismo concedo a dicha Ciudad dentro el ámbito de ella seis vecindades con lo a ellas perteneciente con título de propiedad y para propios de ellos y una cuadra de las calles que han de salir a la Plaza Principal, donde se hagan Casas Reales y bastantes y les pararán por entero perjuicio, como si en persona notificaran según derecho. Fecho en la Ciudad de México, a nueve días del mes de febrero de mil seiscientos y cuarenta y cuatro años. El Conde de Salvatierra. Por mandato de su Excelencia. Don Luis de Tovar Godínes.” (Rúbricas)

"El 31 de marzo, se presentó el Título de Fundación a don Lope de Monsalve y Armendáriz, Caballero de la Orden de Santiago y alcalde mayor de la villa de Zelaya, quien obedeciendo el Decreto mandó se guardara y se cumpliera, sacando los testimonios para los autos de Cabildo".

WAl día siguiente, 1 de abril, el Escribano Real don Felipe de Santiago, presentó la orden de fundación a don Juan Izquierdo quien fungía como teniente de alcalde mayor en la congregación de Chochones. Por primera vez se levantó un acta en la que aparece el nombre de la ciudad, en los términos siguientes: “En la Ciudad de San Andrés de Salvatierra, Valle de Guatzindeo el primero día del mes de abril de mil y seiscientos y cuarenta y cuatro años, yo el presente Escribano de Cabildo hize notaría esta fundación, despachada por el Excelentísimo Señor Conde de Salvatierra, Virrey Lugarteniente de esta Nueva España, a Juan Izquierdo, vecino de esta dicha Ciudad, y Teniente, que ha sido de Alcalde Mayor de esta jurisdicción, el cual aviéndola visto, la obedeció con el respeto devido, y que se guarde, y cumpla lo que por su Exa. se manda y lo firmo, y para que ello conste se asentó por auto. Juan Izquierdo".
"Ante mí, Martín de Lucio, Negrete, Escribano de Cabildo.”

Convento de San Francisco, en Salvatierra.
"Se procedió a su ejecución seguramente con un repique de campanas de la antigua capilla Franciscana y el insistente pregón acompañado de un tambor, según costumbre de la época para dar a conocer los asuntos de interés público, reuniéndose los vecinos en la plaza de la congregación ubicada entre el molino Gugorrón o de la Ciudad, y el templo Franciscano, pasando enseguida, a la capilla para celebrar el Santo Oficio de la Misa en acción de gracias al Espíritu Santo, oficiándola el primer párroco que tuvo el curato fray Diego Díaz, O.F.M., y la prédica del sermón estuvo a cargo de fray Agustín de la Madre de Dios, religioso de la orden de los Carmelitas Descalzos".

"Terminada la ceremonia religiosa los asistentes se reunieron en la casa de don Juan Izquierdo, ubicada en el sitio que hoy ocupa el convento Franciscano, para celebrar la primera sesión de Cabildo y se eligieron los alcaldes ordinarios. El primer Ayuntamiento se integró de la siguiente forma":

"Corregidor D. Gabriel López de Peralta
Alguacil Mayor D. Agustin de Carranza y Salcedo
Alcaldes Ordinarios D. Mateo de Aranda Paniagua y D. Juan Pérez Figueroa
Regidores D. Felipe Jiménez Larios, D. Hernando Luis de Saavedra, D. Cristóbal de Estrada, D. Rafael Bocanegra, D. Miguel de Piña Molina, D. Francisco Bravo de Lagunas, D. Cristóbal Daza
Depositario General D. Francisco Méndez Tovar
Escribano de cabildo D. Martín Lucio Negrete
Juez Mayor D. Juan Melgar
Escribano Público D. Antonio Guerra
Alférez Real D. Rafael de Hernández
Provincial de la Hermandad D. Baltasar López de Soria"

"Don Gabriel López de Peralta, al recibir el despacho de su nombramiento como corregidor, teniente de capitán general y renta de las Alcabalas, giró un oficio el 22 de febrero a don Gonzalo Tello de Sandoval, comisionado por el Ayuntamiento de la villa de Zelaya, para gestionar la composición de tierras de la nueva ciudad, así como las propias".

"El 29 de septiembre, el Cabildo de la ciudad comisionó al alcalde ordinario don Francisco Bravo de Lagunas para el repartimiento de solares, y el 15 de diciembre despachó una notificación al corregidor don Gabriel López de Peralta para que señalara los sitios que no fueron reconocidos.
El 17 de marzo de 1645, el primer juez comisionado por el superior gobierno del virreinato para establecer las medidas de la ciudad, don Juan Riquelme de Quiroz, contando con la asistencia de don Gerónimo de Escamilla y algunos miembros del Cabildo, colocaron la primera mojonera al oriente de la población, donde el canal de las Ardillas cruzaba las tierras de don Gabriel, a partir de allí, se delimitó la ciudad".

Templo de San Francisco, en Salvatierra
"Se señaló además, el sitio para la plaza Mayor que no debería ser menor de 200 pies de ancho por 300 de largo, ni mayor de 800 de largo por 300 de ancho, por ser las medidas recomendadas para las fiestas de a caballo y otras necesidades de la población. Sacaron a partir de allí las principales calles, de tal forma que continuara el crecimiento urbano. La planta se hizo conforme al Título de Ciudad según los ordenamientos decretados en San Lorenzo el 3 de Julio de 1573".

"El 8 de enero de 1646, el virrey Conde de Salvatierra, encomendó al fiscal don Pedro de Navia, Justicia Mayor y Juez de Comisión para todas las diligencias, el reparto de tierras y aguas y procediera al señalamiento de las cuatro leguas de jurisdicción de la nueva ciudad. El 19 de febrero del mismo año, ante don Lorenzo Vidal de Figueroa, escribano real, se procedió a amojonar hasta los señalamientos de las villas de Zelaya, Salamanca y el corregimiento de Cuitzeo, quedando con esto, determinada la jurisdicción territorial de la ciudad de San Andrés de Salvatierra".

"Dentro de este proceso hubo contradicciones juridiccionales entre el Cabildo de Zelaya y las nuevas autoridades de Salvatierra que dificultaron llevar a feliz término estas delimitaciones y el trabajo de don Pedro de Navia. Por lo que en mayo de 1646, el virrey, nombró al capitán don Francisco de Cevallos y Bustamante, corregidor de Cuitzeo de la Laguna, para que asumiera el cargo de justicia mayor de Salvatierra y acabara de dar asiento a la nueva población. Tampoco el corregidor Cevallos
tuvo éxito. En noviembre de 1652, el Almirante don Diego de Bracamontes, nuevo corregidor de Salvatierra, por comisión del virrey llevó a feliz término la empresa".

La vigencia de la cultura en Salvatierra: Pascual Zárate Avila

En entrevista, el historiador e investigador, maestro  Pascual Zárate Ávila expresó que "la ciudad de Salvatierra es una población que recupera el valor de su fundación con una sorpresa de si misma, la admiración de sus habitantes al conocer su origen es mayor porque en la cultura actual la idea de ciudad es representada con ejemplos de urbes como León, Irapuato, Celaya, Salamanca y Guanajuato, cuya imagen de importancia reside en el gran número de edificios, instituciones, industrias, universidades, hospitales, casas, avenidas, tecnología, parques temáticos y comunicaciones."

Maestro Pascual Zárate Ávila
"Y ante la analogía de tener el  mismo concepto de ciudad, con la primicia de haber sido en la historia del estado de Guanajuato la primera población con el título reconocido por la corona española como ciudad, la reflexión nos lleva a ponderar las ventajas culturales que la hicieron surgir con ese título de primera fundación de ciudad novohispana de Guanajuato", puntualizó.

"La pregunta por el surgimiento insólito de San Andrés de Salvatierra como ciudad está presente en libros como "El Fénix del Amor" del salvaterrense, que fue el primero de sus nacidos en la urbe novohispana en obtener el grado de Doctor en Teología por la Real y Pontificia Universidad de México en 1754", indicó.

Salvatierra, apegada a la descripción del Paraíso.

El maestro Zárate Ávila señala que "el Dr. Francisco Agustín Esquivel y Vargas escribe una explicación Teológica, dice que la región ecológica responde correctamente a la descripción del Paraíso: es fértil, tiene corrientes de agua en sus canales, buen clima, el viento siempre es suave y hay abundancia de peces en el río Grande y aves en sus campos".

"El paisaje privilegiado motivó al virrey García Sarmiento de Sotomayor, conde de Salvatierra, a darle el título de ciudad de españoles".

"Una explicación histórica de nuestro tiempo es la que podemos apuntar como las razones de su fundación. Una de las causas del título era la política virreinal de Felipe IV de impulsar la consolidación del imperio español con la fundación de ciudades y también obtener más ingresos para la Corona, así que la población que quisiera para obtener el título debía tener la economía que permitiera pagar los impuestos para tener los beneficios políticos de autonomía en sus decisiones políticas mediante la delegación de las potestades de las facultades del Rey al Cabildo de la ciudad".

"La economía en la región de la actual ciudad de Salvatierra era pujante en las primera décadas del sigo XVII, se vivía en ella el comienzo de la industrialización automática mediante el empleo de canales para producir energía de las caídas de agua que transformara los granos de trigo en harina, formando un sistema de riego para los cultivos del valle, así como la mejoría de la salubridad pública con las cañerías subterráneas de aguas negras que limpiaban los desechos domésticos".

"Además, influyó la llegada, mediante la influencia de Celaya, del pensamiento cultural renacentista español creado por la religión de santa Teresa de Jesús y san Juan de la Cruz, que con su forma de entender la vida en oración y trabajo, clamaba por construir espacios urbanos donde fuera propicio orar y trabajar", manifestó.

"Ambos factores son los argumentos redactados el Acta de Fundación de la ciudad de San Andrés de Salvatierra  que justifican la decisión del virrey García Sarmiento Sotomayor para otorgar el título de ciudad con las mismas prerrogativas políticas de autonomía dadas a la Ciudad de Puebla de los Ángeles".

"Lo sorprendente para los habitantes de la ciudad es que siguen vigentes los mismos factores que fueron una histórica innovación tecnológica para la fundación y que siguen impulsando la vida comunitaria y productiva de la Salvatierra, con el reconocimiento de su valor patrimonial de conservación de los saberes construidos en 375 años de historia", finalizó.

Forma de Contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con tecnología de Blogger.
Javascript DesactivadoPor favor, Active Javascript para visualizar todos los Widget