Saraí Núñez López, diputada federal por el XII Distrito en Celaya

Eugenio Amézquita Velasco

En entrevista, la diputada federal Saraí Núñez Cerón, señaló que con la iniciativa presentada por ella ante la Cámara de Diputados, se crearía la hipoteca inversa y con ello se aseguraría que las personas de la tercera edad no caigan en manos de usureros o agiotistas que los despojen de sus patrimonios en bienes inmuebles, aprovechándose de la necesidad y de la indefensión de muchos de ellos.

En entrevista, la diputada federal por el XII distrito con base en Celaya, señaló que esta iniciativa busca atender a un grupo de la población en el cual "la sociedad y el Estado mantiene todavía un manto de invisibilidad sobre aquellos adultos mayores que paradójicamente lo han visto casi todo, en una época donde son personas cada vez más desprotegidas".

¿Cómo funcionaría la hipoteca inversa?

Dada la situación difícil que enfrentan los adultos mayores, ellos enfrentan "a que no tengan alimentos diarios, asistencia ala salud, medicamentos, vestido, artículos de primera necesidad, mantener sus hogares en buenas condiciones o simplemente a desarrollarse socialmente en el medio en qué viven, como ir a una buena función de teatro o una película", explicó la legisladora federal guanajuatense.



Señaló que "sus bajas pensiones son el motivo por el cual buscan, nuestros adultos mayores en distintas instituciones bancarias, créditos para poder complementar sus pensiones y con esto vivir dignamente pero las diferentes instituciones bancarias no autorizan por su edad ya que para ellos es un riesgo del pago de dicho crédito".

"Considerando que, no está dentro del giro de los bancos e instituciones financieras el recibir una propiedad y el entregar el valor de la tasación comercial en cuotas y menos aún a los adultos mayores, es que pareciera ser una salida a las bajas pensiones el contra con la posibilidad de hipotecar dicho bien, con el cual el servicio público creado por el estado otorgue el equivalente a la tasación comercial de dicho inmueble en mensualidades, a fin de que los pensionados vean incrementado su ingreso mensual".

Núñez Cerón explicó que "por lo anterior y la problemática que los adultos mayores atraviesan, propongo establecer la figura de hipoteca reversible, esto es crear un nuevo servicio al público, a fin de dar la posibilidad a los adultos mayores de hipotecar un inmueble de su propiedad".

Los resultados al final

La legisladora federal guanajuatense dijo que "en caso de contratar la hipoteca inversa de manera vitalicia, al fallecimiento del deudor hipotecario o del último de los beneficiarios, los herederos podrán cancelar el préstamo en el plazo estipulado, abonando al acreedor hipotecario la totalidad de los débitos vencidos con sus intereses y los herederos del deudor hipotecario decidan no reembolsar los débitos vencidos, con sus intereses, el acreedor sólo podrá obtener recobro hasta donde alcance el bien hipotecado".

Puntualizó que en este sentido, los adultos mayores estarán dotados de un apoyo y figura jurídica que "es la hipoteca reversible en el cual los adultos mayores que tengan una propiedad que hoy constituye su único patrimonio, que tiene un valor este genere un provecho económico monetario en el cual los adultos mayores puedan gastar para vivir dignamente y cubrir con sus necesidades básicas, hasta su muerte.

Dónde desde ha aplicado este sistema y sus resultados

Cuestionada sobre si ya existen antecedentes de este beneficio en favor de los adultos mayores, Saraí Núñez Cerón, diputada federal por el XII distrito dijo que "quiero poner como ejemplo a los países que han implementado exitosamente la figura de hipoteca reversible". En el reino Unido hay una regulación desde 2004. Estados Unidos de América desde 2002. Australia ha tenido una fuerte evolución a partir de 2004. Japón, una de las más grandes entidades financieras, ofrece una atractiva hipoteca que puede durar hasta los 80 años combinada con una pensión vitalicia voluntaria a partir de esa edad.

En el caso de Nueva Zelanda, expresó, se observa un rápido crecimiento del instrumento a partir de 2004. "Los españoles han evolucionado e el sentido de que el importe máximo del que se puede disponer, se determina de manera prioritaria en función de la edad que tiene el adulto mayor, así como la valuación de la propia vivienda. En el caso de Canadá, su puesta en marcha está en pleno desarrollo, no existiendo hasta el momento una edad legal en referencia que se pueda tomar como base para iniciar con una contratación de este tipo, aunque se toma como referente la edad de 60 años".

En lo que toca a México, la diputada federal dijo que "en algunos estados de la República Mexicana ya se aplica en la legislación local la figura de hipoteca inversa como en la Ciudad de México, estado de México y Jalisco".

Finalizó señalando Núñez cerón que el proyecto de decreto se "adicionaría en el artículo 21 una fracción III a la Ley de los Derechos de las Personas Adultas Mayores y el artículo 4o. el que se adiciona una fracción XII de la Ley Orgánica de la Sociedad Hipotecaria Nacional.